Tener un arenero en casa es una herramienta muy útil (aunque de olor bastante fuerte) para saber las condiciones de salud general de nuestros mininos. Tiene ventajas y desventajas en general, una de ellas es que casi de inmediato te das cuenta cuando un gato tiene diarrea; una señal que podría indicarte si algo anda mal en su alimentación o su bienestar.

Aquí en Patas en Casa te vamos a contar cómo aliviar la diarrea en gatos desde casa, eso sí solo aplica en casos leves y con ciertas consideraciones porque lo ideal es tratarlo con su médico veterinario para poder controlar la deshidratación que pueda generar. Así que aquí te dejamos las posibles causas y tratamiento.


Determina las posibles causas y gravedad de la diarrea en gatos

Aliviar la diarrea en gatos desde casa depende mucho de la intensidad y gravedad de la situación; dependiendo de los síntomas secundarios que presente el gato y tendrás que ponerlo en la balanza para saber cuál es la mejor decisión que debes de tomar. Por ejemplo; ¿la diarrea de tu gatito está en la caja de arena o ni siquiera llegó a ella?

Si tu gato tiene diarrea relativamente leve y no muestra otros síntomas, prueba primero algún tratamiento en casa. Sin embargo, si tu gato es joven, geriátrico o tiene condiciones de salud subyacente que lo arriesgue a la deshidratación y presenta los siguientes síntomas, es mejor que lo lleves al veterinario.


Tu gato está:

  • Vomitando
  • Lético
  • Deprimido
  • Con dolor
  • Mostrando otros síntomas preocupantes
  • La diarrea es abundante, acuosa, explosiva o frecuente.
  • La diarrea contiene sangre o es oscura y alquitranada.


Una vez que hayas determinado que tu gato es candidato para el tratamiento en casa, es posible que te preguntes qué darle a los gatos para la diarrea.

Remedios caseros para la diarrea en gatos leve

1. Cambia la comida de tu gato

No dejes de darle comida al gatito, de hecho, hacerlo puede obstaculizar la capacidad del tracto intestinal para sanarse a sí mismo y poner a los gatos en riesgo de una enfermedad hepática potencialmente fatal llamada lipidosis hepática. Es mejor simplificar la dieta de tu gato. Concéntrate solo en el alimento para gatos básico y completo nutricionalmente que ofreces todos los días. Nada de premios, sobras de comida o galletas.

Si has cambiado recientemente la dieta de tu gato, vuelve a lo que estabas alimentando antes y observa si la diarrea de tu gato se alivia. Uno o más de los ingredientes en la nueva comida pueden no caerle muy bien a tu gato.

Incluso si estás alimentando con la misma marca y tipo de comida que antes pero acabas de abrir un nuevo costal o bolsa, valdría la pena desecharlo para descartar la posibilidad de contaminación porque algunas reacciones adversas más crónicas a los alimentos pueden desarrollarse en cualquier momento: un gato puede haber estado comiendo la misma comida durante años o haber sido cambiado recientemente a algo nuevo.


Los mejores alimentos bajos en antígenos solo están disponibles a través de veterinarios, pero las opciones de venta libre funcionan para algunos gatos. Busca dietas hechas con fuentes de proteínas novedosas. Todos los cambios en la dieta deben ser aprobados por tu veterinario, ellos conocen el historial de salud de tu mascota y pueden garantizar que un cambio en la comida sea una opción segura.

2. Fibra

Algunos tipos de diarrea en gatos mejoran con una dieta baja en fibra. Una dieta baja en fibra funcionará muy bien si tu gato no tiene diarrea a menudo, pero que cuando lo hace produce muchas heces. En este caso, busca alimentos que catalogados como altamente digeribles o buenos para gatos con estómagos sensibles. Pide ayuda a tu veterinario para elegir la adecuada.

Algunos tipos de diarrea en gatos responden mejor a la suplementación con fibra, particularmente afecciones que hacen que los gatos evacúen con frecuencia, pero produzcan solo una pequeña cantidad de heces.

3. Fomenta la ingesta de agua y electrolitos

Los gatos con diarrea necesitan ingerir cantidades suficientes de agua para evitar la deshidratación. Mantén los recipientes de agua de tu gato llenos de agua fresca, limpia y considera agregar un recipiente adicional que contenga caldo de pollo o carne diluido. Un fuente de agua también es algo que puedes usar para animar a tu gato a beber más agua.

Otra forma fácil de aumentar la ingesta de agua de tu gato es cambiarlo de croquetas a una dieta enlatada húmeda. Temporalmente, incluso puedes mezclar una o dos cucharadas adicionales de agua tibia en la comida enlatada húmeda de tu gato.

4. Probióticos

Las poblaciones bacterianas saludables dentro del tracto intestinal de un gato son necesarias para la digestión normal. A veces, cuando se interrumpen, la diarrea de un gato continuará incluso después de que la problemática inicial (estrés, enfermedad, terapia con antibióticos, etc.) se haya resuelto. Elige un probiótico etiquetado para uso en gatos y fabricado por una empresa confiable.

En casos de diarrea grave: medicamentos antidiarreicos

Si la diarrea de tu gato está acompañada de los síntomas anteriores que enlistamos, considera junto con la ayuda de tu veterinario el recetar medicamentos antidiarréicos de uso veterinario: debido a que algunos son peligrosos para los gatos, la mayoría de los medicamentos antidiarreicos no deben usarse sin la supervisión de tu veterinario. Algunos de los suplementos de caolín-pectina se pueden usar de forma segura en gatos.

Si los remedios caseros para la diarrea de tu gato no funcionan dentro de las 48 horas o si se desarrollan o empeoran otros síntomas, llama a tu veterinario.