Cuando se trata de remedios o productos antipulgas, en el mercado podemos encontrar una gran variedad de alternativas y aunque el talco antipulgas para gatos es de los métodos tópicos más utilizados por sus precios accesibles, los remedios caseros hechos con vinagre le ganan en popularidad al talco. 

El vinagre de manzana -ACV o ácido acético- como su mismo nombre lo dice, es ácido y actúa como irritante. Es un repelente de pulgas que no las mata, es por eso que se considera como un remedio poco eficaz contra estas. Y es que lo único que puede darnos es una solución temporal, pues hará que las pulgas salten del cuerpo de tu gatito al tuyo o algún objeto rugoso en el que puedan alojarse temporalmente. Por lo tanto, debes tomar todas las precauciones al momento de rociar vinagre diluido sobre tu gatito.

Una solución de vinagre diluido no es tóxica para gatos y gatitos pequeños. Los mininos no disfrutan su olor ni su sabor, pero puedes usarlo de forma segura para deshacerte de estos insectos, ya sea en una etapa adulta o en una etapa de crecimiento temprana. Esta solución es una alternativa económica al repelente comercial. Algunos confían en este tratamiento natural contra las pulgas para gatitos para evitar posibles efectos secundarios, pero consulta con un veterinario para obtener un tratamiento eficaz contra las pulgas si tienes un caso severo. 

¿Y si el vinagre no las mata, qué hace entonces con la pulga? En teoría, una pulga moriría de hambre antes de acercarse a un minino que huele a vinagre. Así que usamos esto a nuestro favor al usar vinagre para pulgas en gatos o perros.

¿Es muy necesario aplicar un antipulgas para gatos?

Uno de los problemas con este tipo de parásitos es que son portadores de enfermedades que pueden atacar a tu gato —o cualquier mascota— así como a tu familia si no se tratan a tiempo debido a que se expanden y reproducen con mucha facilidad en la casa. Incluso aunque tu mascota no salga a dar paseos al exterior, es fácil que puedan llegar las pulgas a tu hogar. 

 

Las pulgas se alimentan de la sangre de mamíferos y saltan de cuerpo en cuerpo, por lo que existe una probabilidad de que nosotros mismos podamos ser portadores de ellas al estar pegadas en nuestra ropa, y posteriormente en nuestras mascotas. Esta es la forma en la que gatos de interiores que nunca salen de casa terminan contrayendo pulgas.

¿Cómo usar el vinagre como un antipulgas?

Diluye el vinagre de sidra de manzana en agua y agrégalo a una botella con atomizador. Si a tu minino no le gusta que la rocíen, sumerge un cepillo en la mezcla y distribuye en su pelaje con una sesión de aseo. Mezcla el vinagre de manzana con agua en una proporción de 2:1 y rocíalo sobre el pelaje de tu gatito. Déjalo secar naturalmente y listo. 

Recuerda que el bienestar de nuestros mininos es lo más importante, por lo tanto, te recomendamos que antes de aplicar este o algún otro remedio casero, consultes con el veterinario de cabecera que atiende frecuentemente a tu felino, porque es quien mejor conoce su salud. ¡Elimina las pulgas de tu gatito sin causar irritaciones en su piel!