Si estás buscando esta información es porque seguro ya te pasó más de una vez, tu gato se orinó dentro de tu casa. Es normal y es parte del entrenamiento para enseñarles el lugar correcto, solo es cuestión de tener paciencia y ser perseverantes para que tu felino complete su entrenamiento. Mientras eso sucede, te vamos a ayudar un poco con un par de remedios caseros aptos para tus gatos y que eviten que se orinen dentro de casa.

El primer paso es entender el motivo del comportamiento. A veces, el gato hace pipí fuera del lugar porque está estresado o con alguna enfermedad; en estos casos, la ayuda de un médico veterinario es fundamental para investigar y examinar los motivos. Incluso podría tratarse de que las condiciones de su arenero no sean las más cómodas para él.


Por último, pero no menos importante, puede tratarse de un simple caso de un gato marcando territorio; es un comportamiento instintivo y que aparece, principalmente, en animales no castrados. 

Otro consejo es optar directamente por un olor que al gato no le guste, pero que no sea dañino para su salud, aquí te dejamos 5 aromas para evitar que los gatos hagan pipí donde no deben. 

 

  • Olores de frutas cítricas son muy buenos para evitar que los michis hagan las necesidades fuera de lugar. Para eso, basta con rociar una solución hecha con frutas cítricas en el lugar deseado. 
  • Plátano, los gatos son enemigos del plátano. Si quieres evitar que tu gato orine el sofá, frota la cáscara de un plátano o déjala un rato en el sofá: verás como el pobre felino no lo soportará.
  • Especias; la mostaza, la pimienta y el curry son otros de los olores que odian los gatos. Estos animales rechazan rotundamente los olores de alimentos picantes o muy condimentados. 
  • Eucalipto, un caso muy particular es el odio que sienten hacia el eucalipto, ya que los aceites esenciales de esta planta pueden ser desagradables para el olfato animal. Simplemente es un rechazo por instinto natural y de supervivencia.
  • Plantas aromáticas como el tomillo, la lavanda, el limón o el geranio son algunas de las fragancias de plantas que están en los olores que odian los gatos.
  • El vinagre blanco es un potente repelente para ahuyentar gatos. Lo único que se debe hacer es mezclarlo con agua y aplicarlo en lugares estratégicos con un difusor.


Recuerda que la mayoría de los olores que buscamos aplicar son desagradables, pero no tóxicos para el sistema felino. Recuerda que un olor fuerte para la nariz humana, equivale para ellos los felinos, catorce veces un olor más intenso, esto es gracias a las características de su órgano nasal, así que definitivamente no debes recurrir a detergentes, blanqueadores, suavizantes o químicos peligrosos.