En Chile existe una ley que procura la protección y el cuidado animal, se conoce como la Ley Cholito o Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía. Aquí en Patas en Casa te explicamos en qué consiste y cuáles serían las sanciones que podrías enfrentar si maltratas a un animal de compañía. 

¿Por qué se llama cholito esta ley? 


El nombre a esta ley se le otorgó en memoria de Cholito, un perrito que fue víctima de maltrato animal y que fue golpeado hasta la muerte por un grupo de personas. Este acontecimiento abrió paso a protestas y marchas que culminaron en 2017 en la aprobación de la ley que se encontraba desde 2007 en trámites. 

Esta ley establece una serie de obligaciones que las personas deben seguir al ser tutor o tutoras de una mascota o animal de compañía a su hogar. Esto se hace con el pleno propósito de proteger sus derechos e integridad, además de castigar cualquier tipo de maltrato animal.

¿Qué se entiende como maltrato animal en esta ley?


Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía en el país chileno no especifica los conceptos de maltrato animal como en otras legislaciones de países como México, pero se considera cualquier tipo de agresión o daño que pueda provocarse a un animal. Lo que sí se especifica puntualmente es el daño que se vincula con automóviles y conductores en los tres escenarios siguientes: 

  1. No viajar con tu mascota de manera segura.
  2. Dejar a tu perro en el auto mientras haces un trámite.
  3. Atropellar a un animal y huir sin asistirlo.


El énfasis del maltrato animal relacionado con los vehículos 

El énfasis que se hace sobre el maltrato relacionado con los vehículos tiene bases en los miles de videos y evidencias que se exponen en medios de comunicación de tutores de animales que deciden dejarlos en su automóvil mientras hacen sus compras, hacen trámites o pagan el parquímetro. Son muchísimas las actividades que pueden justificar a un perro esperando dentro del auto y las personas ya son más reactivas ante dichas situaciones.

No significa que sea un maltrato intencional, en ocasiones los lugares a los que acudimos no son pet friendly y nos sentimos obligados a hacerlo. Se tratan de minutos en los que los dejamos en solitario, pero también los hay quienes los dejan horas dentro del automóvil sin aire fluyente o acondicionado, sin comida o agua para saciar su sed y en temperaturas altas. Sin hablar de la evidente necesidad de poder orinar o defecar. 

Son estos últimos los miles de casos que han promovido la creación de la Ley Cholito para sancionar a las personas que arriesgan la integridad de sus perros al mantenerlos encerrados en sus vehículos o que infrinjan daño en su tutoría.

Ley Cholito

Tipos de maltratos y sanciones

De acuerdo con artículo 291 BIS del Código Penal, existen tres figuras de maltrato animal.

  •  Si el maltrato causa daños graves a la integridad física o produce la muerte del animal, la sanción puede ser de 541 días a 3 años en presidio, una multa de 20 a 30 Unidad Tributaria Mensual (UTM) ($1.286.860 a $1.930.290,) y la inhabilidad perpetua para la tenencia de cualquier animal.
  • Si el daño físico no perjudica gravemente la integridad del animal ni genera su muerte, el presidio puede ir de 61 días a 3 años, y la multa de 10 a 30 UTM ($643.430 a $1.930.290), más la inhabilidad absoluta perpetua de la tenencia de cualquier animal
  • Cualquier otro tipo de maltrato que no cause daños físicos ni la muerte del animal, el presidio va también de 61 días a 3 años y/o una multa de 2 a 30 UTM ($128.686 a $1.930.290).


Las personas que pueden imponer las anteriores sanciones serán los jueces de policía local, que de acuerdo con las normas de la ley N.º 18.287, quedando facultados para disponer todas las medidas que estimen pertinentes, de acuerdo a sus atribuciones, a fin de asegurar el bienestar de las personas y del animal. 

Si tú eres testigo de situaciones de maltrato animal, puedes hacer una denuncia con evidencia en Fiscalía, Carabineros de Chile o en la Policía de Investigaciones. Tu denuncia debe de tener fecha, lugar, narración de la situación, documento de un médico veterinario que indique las lesiones (en caso de existir), junto con registro como fotografías, videos, audios, etc., entre más datos será más probable que se efectúen las acciones de investigación y salvar la vida de un animal de compañía.