Transportadora de cápsula, transportador de caja,  de mochila o transportadora moldeable, ¿cómo debería saber cuál es la mejor para mi perro? Hoy te traemos la guía para principiantes -y no tan principiantes- que te ayudará a saber qué debes considerar para elegir la mejor transportadora para perros.

Nuestros cachorros son nuestros mejores amigos y la mejor compañía, es por eso que nos encanta llevarlos a todos lados que nos sea posible. La verdad es que a ellos también les encanta salir de vez en cuando de paseo a lugares que no sean solo el veterinario.


Lo más importante que debes de considerar para elegir una transportadora son los siguientes puntos:

  • ¿Para qué las vas a utilizar? Algunas personas solo saben que necesitan una transportadora cuando se les presenta la situación de usarla. Considera si solo será necesario emplearla para paseos como picnic o tardes familiares; en ocasiones solo se requiere para consultas veterinarias; pero hay algunos tutores que se llevan a sus perritos a hacer hiking o senderismo y buscan algo más fácil de maniobrar.
  • El tamaño de tu mascota: aunque pareciera una obviedad, es importantísimo asegurarte de que sean las medidas correctas para que sin importar la talla de tu perro - ya sea chica, mediana, grande o extra grande- tenga el espacio suficiente para moverse cómodamente dentro de ella. Hay procedimientos veterinarios que requieren que los animales sean transportados en algo que les permita caber estirados en su totalidad.
  • La edad de tu mascota y su raza: considera que si es un perro adulto es poco probable que continúe creciendo, sin embargo, si es cachorro tendrá unos buenos meses para determinar su tamaño final. Aunque lo anterior no es una regla inquebrantable, ya que elementos como la raza también determinarán el tamaño aproximado de altura y robustez.  
  • ¿Tu mascota se estresa en lugares pequeños? Hay perros y gatos que detestan entrar a sus transportadoras y se estresan demasiado a tal punto de comenzar a arañar, morder o aventarse a las paredes de la transportadora, y si el material es frágil, la terminará rompiendo y probablemente no sirva para el propósito que se quería, por lo tanto, el siguiente punto es primordial de considerar antes de realizar tu compra.
  • Los materiales de fabricación de la transportadora: los materiales son un gran punto a considerar, tanto los que se encuentran en el interior como los externos, que son los más expuestos a la intemperie. Tal vez no se necesite una transportadora lujosa que por dentro tengan las paredes acolchonadas, pero procura que sean materiales amigables ante accidentes como mordidas y arañazos que puedan ser causadas por el estrés. Así evitarás accidente de mayor gravedad como fierros enterrados o uñas perdidas.
  • La buena ventilación nunca puede faltar: algunas transportadoras como las de cápsula fueron muy populares por el concepto y lo llamativas que eran, pero no eran las opciones más ventiladas que se encontraban en el mercado y es algo que nunca puede faltarle al perro o gato por salud e higiene.
  • ¿Ofrece una charola o elemento para orinar? Los accidentes son inevitables por los factores que se presenten en un paseo o el transporte de un punto a otro. Considera la posibilidad de que la transportadora pueda ofrecer una charola de captación de orines o al menos que sea de un material impermeable -en caso de escoger alguna textil- al que también se le pueda acondicionar un pañal para mascotas en caso de orina o defecación.
  • Posición del animal: puede que hayas elegido una mochila transportadora de materiales textiles y que sea de tamaño grande, pero si tu perro de talla mediana va en una posición incómoda como si fuera un camarón enroscado, no tiene mucho sentido ofrecerle espacio y poca comodidad. Lo ideal es que pueda estar cómodo en todas las posiciones, pero las básicas que puede permitirse es estar acostado, sentado y extendido a lo largo.

Por último, pero no menos importante, aunque quisiéramos ofrecerles mansiones a nuestros perritos y gatitos, también considera el presupuesto que tienes disponible y lo que más se adecúe a las necesidades o puntos básicos que requieran ser cubiertas para un correcto transporte de tu perrito. Puede que elijas una transportadora de caja muy sencilla y la acondiciones con pañales, juguetes y aromaterapia para que esté tranquilo el peludito.