El gato de angora es un felino originario de Angora Turquía, sin embargo, es increíblemente popular en todo el mundo por su esponjosidad, sus ojos penetrantes, la imponente cola frondosa y su color blanco como la nieve. Además de tener un particular parecido a la raza Main Coon. ¡No te preocupes que te ayudamos a identificarlo!

Características físicas del gato de Angora

La mayor pista que nos dará este gato para diferenciarlo del resto de los felinos es su particular pelaje; es completamente único (con un ligero parecido al Main Coon), tiene una longitud media larga, es sedoso, suave y en su mayoría de las veces es de color blanco cremoso, aunque también pueden presentarse tonalidades rojizas, azules, negras, atigradas, carey y calicós.

La forma de la cabeza del gato de angora es acuñada; su tamaño es proporcional al del cuerpo esbelto como el cuello, tiene un mentón redondeado y los ojos tienen rasgos almendrados, que por cierto, varios felinos tienen ojos heterocromáticos, es decir un ojo de un color y el otro ojo de otro color. Los colores más frecuentes son verde, ámbar y azul.

Esta raza no es particularmente grande, su talla es mediana a comparación del gato persa, Main Coon o Van Turco. Su cuerpo es largo, musculoso, elegante y esbelto. Suelen medir de 22 a 31 centímetros de alto; sus patas traseras son más largas que las frontales y llegan a pesar hasta 7 kilos.

Las patas de esta raza son pequeñas y delicadas, no son tan abultadas como las de otras razas. A diferencia, sus orejas son picudas de la punta con una base ancha de altura pronunciada, suelen estar adornadas con abundante pelo al igual que su pronunciada cola. Su cola es de los rasgos más elegantes que posee, tiene forma de plumero y frondoso.


¿Cómo es la personalidad del gato de Angora?

La raza de gatos de Angora tiene una personalidad particular y combinada. Estos peluditos se les conoce por ser inteligentes, confiados, seguros de sí mismos y sociables con sus tutores. Les gusta ser el centro de atención, no son del tipo de gatos que se ocultan entre las escaleras, los cuartos y los rincones, el gato de Angora no dudará en cobrar su protagonismo si otro perro o gato pretende quitarle el protagonismo. Lo imponente de su pelaje, hace la, mancuerna perfecta  con su personalidad.


Pese a querer ser el centro de atención de sus tutores, también saben compartir el tiempo con los pequeños del hogar; gustan de jugar, explorar, escalar o trepar todo lo que se les interponga y continuar siendo respetuosos. Todo el amor y atención que reciban será devuelto a sus tutores sin escatimar ni pensarlo dos veces.

En cuanto adoptes a un gato de Angora tardará poco para empezar a familiarizarse e involucrarse en la rutina de absolutamente todos, si por alguna razón sienten que los ignoras, ellos se encargarán de que los notes; se les conoce como los Border Collie de los felinos.

Salud y cuidados del gato de Angora Turcos

Pese a lo demandante que puede resultar el pelaje de este felino, los cuidados que requiere son pocos, pero constantes, solo necesita un cepillado completo semanal para evitar enredos o nudos que se vuelvan irremediables. En temporada de invierno se debe de aumentar la frecuencia del cepillado debido a que es la temporada cuando comienzan a mudar de pelo. De forma regular se recomienda revisar las orejas y la salud bucal para prevenir enfermedades como otitis o placa dental que derive en una incómoda profilaxis.

Esta raza de gato es conocida por lo atlética y dinámica que es, lo que significa que son increíblemente activos y necesitarán una buena cantidad de tiempo para dedicarle y se encuentren activos. El nivel de actividad estará conectado con sus instintos naturales de caza; todo lo que vean querrán tomarlo para jugar, desde una bola de papel, una bola de estambre y básicamente cualquier pequeñez.

El gato de Angora es un animal particularmente inteligente, audaz, atlético, veloz y cariñoso. Es recomendado para familias o tutores que tengan disponibilidad de tiempo, ofrecer actividades recreativas, mucho cariño y ciertamente un espacio amplio para juguetear y descansar.