Maine Coon, Siamés, Sphynx, gato Persa… ¿Qué tienen en común todas estas razas de gatos? ¡El enorme deseo de pasar el mayor tiempo posible al lado de su tutor! Existe un estereotipo de que los gatos son más introvertidos a comparación de los perros, no les gusta mucho estar cerca de los humanos y detestan el cariño. Eso es una completa mentira.

Algunos de ellos no son tan cariñosos, pero muchos son totalmente lo opuesto. Hay varios mininos que adoran la compañía humana más que cualquier otra cosa. ¡Descubre las 10 razas de gatos que más disfrutan pasar tiempo cerca de su tutor!

1) El Maine Coon es superfiel a sus dueños

El gato Maine Coon es considerado por muchos como el 'perro' del mundo felino. ¡El motivo es su personalidad! Maine Coon es súper sociable, dócil y compañero. Esta mascota suele elegir a una persona para ser fiel a ella para siempre. El gato de raza Maine Coon adora hacer compañía a su dueño, ya sea sentado en el sofá, viendo la tele o paseando por la calle; ¡sí, al Maine Coon le gusta pasear!

Gato Main Coon

2) El Persa prefiere quedarse quieto al lado de su tutor

El gato Persa es hogareño y adora quedarse echado al lado de su dueño. El Persa es una de las razas de gatos más populares del mundo. Gran parte de ello se debe a su personalidad encantadora y cariñosa. La personalidad del gato Persa es muy tranquila, afectuosa y bastante independiente. Es un minino extremadamente fácil de tratar y una compañía perfecta en todo momento. Muy casero y tranquilo, el gato de raza Persa puede pasar horas sentado junto a su tutor, ya que le encanta estar cerca de quien ama, incluso en los momentos más monótonos del día a día.

gato persa

3) El Ragdoll no se pierde una oportunidad de jugar con los humanos

El Ragdoll tiene sus momentos de calma, pero al mismo tiempo es una de las razas de gatos más juguetonas. Esta raza Ragdoll también es comparada con un perro. Después de todo, además de ser muy extrovertido, tiene un fuerte apego con su dueño. El gato de raza Ragdoll adora seguir a su tutor por la casa y curiosear todo lo que hace, además de divertirse con la familia.

gato

4) El Siamés es una de las razas de gatos que adora estar en brazos de su tutor

El gato Siamés ama a los humanos. Olvídate de la idea de un felino distante cuando hablamos de esta raza. El Siamés disfruta estar cerca de su tutor en casa, sin importar lo que esté haciendo. A diferencia de muchos gatos, al Siamés también le gusta estar en brazos y recibir caricias. La verdad es que este minino ama ser el centro de atención y, por eso, se siente extremadamente feliz cuando pasa tiempo con su tutor.

gato siames

5) El Gato Birmano prefiere estar pegado a su humano

Quien ve por primera vez a un gato Birmano -o Sagrado de Birmania- puede pensar que es un animal más retraído. Sus largos bigotes y su rostro cerrado dan esa impresión. ¡Pero basta un minuto con un Birmano para cambiar de opinión al instante! Esta es una de las razas de gatos más cariñosas, amables y afectuosas.

Es un gato que no le gusta estar solo y valora mucho la compañía humana. Al ser un poco más perezoso, el día perfecto para un gato de la raza Birmana es aquel en el que se enrosca junto a su tutor, ambos muy tranquilos dentro de casa.

gato birmano

6) El Sphynx es extremadamente apegado a su dueño

El Sphynx llama la atención por ser una raza de gato sin pelo. Además de una apariencia exótica, otra característica notable del Sphynx es su personalidad. Esta raza es conocida por tener un fuerte apego con los humanos, a veces incluso demasiado. Este minino no disfruta estar solo y, por lo tanto, no es tan adecuado para quienes pasan mucho tiempo fuera de casa. El gato de raza Sphynx es del tipo que busca cariño, abrazos y atención en todo momento.

gato egipcio

7) El Ragamuffin es hogareño y ama estar acurrucado con su tutor

El Ragamuffin es uno de los gatos más tranquilos que existen. Este minino es dócil, calmado y pacífico todo el tiempo. Pocas cosas lo molestan y se adapta fácilmente a diferentes situaciones. La verdad es que es muy fácil complacer a un gato Ragamuffin. Sin embargo, si hay algo que les gusta más que todo es pasar tiempo cerca de su tutor. Los gatos Ragamuffin también disfrutan estar en brazos y pueden pasar un día entero acostados con su dueño sin ningún problema.

gato ragmamushi

8) El Bombaim es otra de las razas de gato que adora seguir a su dueño por la casa

El Bombaim es uno de esos gatos que cautivan a todos con solo mirarlos. El animal parece una pantera con pelaje negro y ojos llamativos. A pesar de su apariencia de animal salvaje, el gato Bombaim no podría ser más dócil. Este minino está muy apegado a su tutor, del tipo que lo sigue a todas partes. Además, al gato de raza Bombaim le gusta participar en los momentos de la vida de su dueño. Puede estar lavando platos, arreglándose para salir o simplemente leyendo un libro: el gato Bombaim estará allí haciéndole compañía.

 

gato

9) El Havana Brown prefiere estar con su tutor en días tranquilos y más agitados

El Havana Brown no es una raza tan conocida en Brasil, ¡pero quien la conoce no la quiere soltar! Este minino es uno de los más cariñosos que existen. Es muy sociable y se lleva bien con todos. Por eso, es genial para familias grandes. Después de todo, siempre tiene amor de sobra El gato de la raza Havana Brown es juguetón y a la vez muy dócil. Así, es el equilibrio perfecto para todo tutor que quiere compañía en momentos de diversión y descanso.

gato

10) El Scottish Fold es un gatito muy apegado

El Scottish Fold es uno de esos gatos muy fáciles de manejar. Es independiente, se lleva bien con otras personas y animales, no da problemas en la vida diaria y es muy dócil con todos a su alrededor, ¡principalmente con su tutor! El gato Scottish Fold es del tipo que le encanta recibir cariño y tampoco tiene ningún problema en estar en brazos. ¡Por el contrario, le encanta recibir mimos de su dueño! Por ser una mascota muy tranquila y afectuosa, el gato de raza Scottish Fold siempre está sonriendo cuando está muy cerca de su tutor.

 

gato escocés