Los gatitos aman rascar todo lo que se les ponga enfrente y que pueda ser rascable, es una conducta ligada al desestrés animal, pero también es un hábito higiénico que les ayuda al mantenimiento de sus garritas, por ello, si estás considerando adquirir un rascador en torre o en una sola pieza, no dejes de leer para saber elegir el adecuado para tu minino y el que más beneficios ofrezca.

Los gatos rascan para marcar territorio como los perros, es como dejar una marca visual y tangible de su rastro hacia otros gatos. Cuando los gatos rascan dejan el aroma que proviene de las glándulas que tienen en sus patitas, como beneficio les ayuda al mantenimiento a sus garritas para mudar las viejas que al estirarlas dan paso más fácilmente a las nuevas.

Una vez que los gatos rascan, designan lugares muy específicos para hacerlo. Es como cuando los perros marcan territorio con gotitas pequeñas de orina.

Los muebles y gadgets para gatos son muy buenos para el aprendizaje y entrenamiento en gatos jóvenes y adultos —suelen adaptarse muy bien a ellos sin importar su edad—, rascar forma parte de su instinto, además de que estimulamos el juego y la actividad física al interactuar con el rascador. De forma instintiva, los gatos gustan de marcar su territorio con las uñas, ya sea rascando o amasando, y como bonus se le da un cuidado periódico a sus garras al reducir las finas puntas y eventualmente reduce problemáticas en sus patas.


Beneficios de los rascadores para gatos

  • Proporciona un sitio específico para rascar: el instinto natural de los gatos es rascar. Cuando lo hacen impregnan sus feromonas en áreas muy específicas, si les ofreces un accesorio específico disminuirá la probabilidad de que rasque sillones, almohadas, cortinas y muebles.
  • Ayuda a mantener las garras en buenas condiciones: al ser un comportamiento natural para los gatos, y les ayuda a retirar la capa externa de sus garras, mantenerlas menos filosas (solo lo suficiente) y saludables.
  • Proporciona un sitio específico para rascar: el instinto natural de los gatos es rascar. Cuando lo hacen impregnan sus feromonas en áreas muy específicas, si les ofreces un accesorio específico disminuirá la probabilidad de que rasque sillones, almohadas, cortinas y muebles.
  • Ayuda a mantener las garras en buenas condiciones: al ser un comportamiento natural para los gatos, y les ayuda a retirar la capa externa de sus garras, mantenerlas menos filosas (solo lo suficiente) y saludables.
  • Evita lesiones e infecciones: muchas veces los gatos se afilan las garritas con muebles, troncos, maderas viejas o texturas que no son completamente seguras. Esto puede dañar sus garras y conducir a infecciones dolorosas.
  • Reduce comportamientos destructivos o ansiosos: si los gatos no tienen una actividad para enfocar su energía, tienden a replicar comportamientos destructivos como rascar en lugares indebidos, morder, brincar, rascar alfombras.
  • Provee de estimulación y ejercicio: usualmente algunos rascadores vienen en formato de torres que tienen varios escalones y actividades pequeñas de ejercicio, esto es un doble beneficio porque estimula la actividad física de los michitos.


Utilidad de los rascadores para gatos

 

  1. El instinto felino les dicta la necesidad de mantener uñas afiladas para estar siempre en guardia y listos para cazar alguna presa o cualquier situación que se le presente.    
  2. Un rascador para gatos cubre una la necesidad de ofrecerle una superficie controlada y específica para ellos puedan afilar sus uñas.
  3. El rascador funciona como un artículo de higiene, juego y adiestramiento al mismo tiempo.
  4. Rascar ayuda al gato a liberar tensión y energía, incluso en gatos de avanzada edad, es necesario que tengan una vía de escape de energía.

 

Estos beneficios son increíblemente útiles para gatitos domésticos que la mayoría del tiempo, (si no es que todo el tiempo) porque los ayudan a mantenerse relajados, activos regularmente cambiando de posición, les brindan enriquecimiento ambiental y el ejercicio a largo plazo ayuda a la prevención de obesidad felina. ¡Qué mejor que un accesorio todo en uno!

Si descubres a tu gatito rascando tu cama, el sillón, las sillas del comedor o la oficina, no lo castigues, recuerda que para ellos es algo completamente instintivo y natural, mejor considera proporcionarle un rascador para cubrir sus necesidades; puedes comprar uno de torre, hacer la torre en casa o armar uno fácilmente con recortes de cartón. El límite serán tus habilidades creativas.