¿Tú como le dices a tu perro que van de paseo? “Vámonos”, “paseo”, “correa”. Tu perrito aprende por asociación de palabras y acciones, esto es lo que hace que algo le gusten o no algunas situaciones específicas, pero resulta que hay 5 palabras que son las favoritas de tu perro porque lo hacen feliz. Esto es lo dice la ciencia.

La comunicación humana y animal es todo un espectáculo, además de ser fascinante el darse cuenta cómo codificamos, entendemos y definimos nuestro mundo cada uno; y saber que hasta cierto punto podemos entenderlo de la misma manera. Esto se debe gracias a la plasticidad que tienen los perros en su cerebro (al igual que nosotros), en otras palabras es una forma de medir la capacidad de razonamiento y resulta que los perros pueden llegar a desarrollar su plasticidad tanto como la de un ser humano de dos años.

Esta capacidad de entendimiento es lo que permite que ellos capten órdenes, formen hábitos y se relacionen y comuniquen con nosotros de formas parecidas que nosotros podemos entender. Y por si fuera poco, recientemente se descubrió gracias a un estudio que los perros tienen 5 palabras bien identificadas que los hacen felices.

¿Qué dicen los expertos?

De acuerdo con un grupo de investigadores del Reino Unido, realizaron un estudio con un grupo de 60 perros para descubrir qué palabras influyen en su comportamiento y bienestar, para analizar sus reacciones emocionales y fisiológicas de los perros dentro de hogares domésticos. Los resultados obtenidos fueron que se encontraron palabras muy específicas que pueden hacer muy feliz a los caninos.

Durante las pruebas, los investigadores monitorearon la actividad cerebral de los perros a través de electroencefalografía no invasiva, o EEG. Las huellas revelaron diferentes patrones de actividad cuando los objetos coincidan  con las palabras que su tutor enunció. La diferencia en las huellas de actividad era más pronunciada para las palabras que los tutores creían que mejor sabían sus perros o que eran sus favoritas.

Una encuesta realizada en 2022 encontró que los dueños de perros creían que sus compañeros peludos respondían a entre 15 y 215 palabras. Pero, en resumen, desarrollaron un inventario diseñado para capturar la amplitud de las palabras y frases a las que los perros podrían responder, según lo reportado por sus tutores directos.  

 

¿Cuáles son las palabras favoritas de los perros?

De acuerdo con este estudio, como resultado se obtuvieron rigurosamente 5 palabras que entusiasman a los perros e influyen significativamente en su estado de ánimo y comportamiento. Cabe destacar que tienen ligeras variaciones, pero corresponden a la misma intención. “Vamos” o “caminamos” provocaron una respuesta emocional bastante fuerte y consistente; elevó su ritmo cardiaco hasta 156 latidos por minuto.

Las palabras “comida” y “cuidado” también emocionaron considerablemente a los perros, aumentando su ritmo cardiaco de 152 a 151 latidos por minuto. Estas palabras están asociadas a actividades de alimentación y recompensa, por lo que motivan la felicidad en los perros.

Las otras expresiones que provocaron alegría (un poco más moderada) en los perros es “traer, traerlo” porque se relaciona completamente con ejercitarse y jugar, al igual que las palabras “encontrar o encontrarlo” porque evoca el juego y la búsqueda.


OneBuy, un mercado en línea también investigó a 4,000 tutores de perros del Reino Unido para saber cuáles eran las palabras favoritas de sus perros. Encontraron que las palabras más emocionantes eran "walkies" (equivalente a "walk" o incluso "fuera"), las palabras "cena, y comida", "premio". También al nombrar "juguete", e incluso llamar al perro un "buen chico o chica" también eran emocionantes para los perros, además de ser algunas de las palabras más comúnmente entendidas.

La relación y el contexto del uso de las palabras, sugiere que a muchos perros les gusta y hace feliz hacer cosas con su tutor, por lo que debes asegurarte de brindarle la atención y tiempo de calidad adecuada, y los científicos dicen que los resultados proporcionan la primera evidencia neuronal para el conocimiento y entendimiento de la relación palabras y acciones en un ser vivo