La diabetes en los perros es una enfermedad extremadamente seria y peligrosa para la mascota. Además de afectar la calidad de vida canina, puede ser fatal. La producción insuficiente de insulina por parte del páncreas es el hecho que acaba causando la diabetes en los perros. Los síntomas más comunes incluyen sed excesiva, aumento exagerado del apetito con pérdida de peso progresiva y alta producción de orina. Con el desarrollo de la enfermedad y sin el tratamiento adecuado, pueden surgir signos clínicos más graves, como cataratas, pérdida de visión, falta de apetito, apatía, aliento fuerte e incluso coma.

 

Para evitar situaciones más extremas, los síntomas de la diabetes en los perros deben ser tratados adecuadamente y el tratamiento debe comenzar desde el diagnóstico. "El éxito del tratamiento está ligado al establecimiento de una rutina. Es decir, una rutina de alimentación adecuada y aplicación de insulina en los horarios correctos, actividad física y controles periódicos realizados por el médico veterinario", aclara Ludmilla Vieira, médica veterinaria especializada en endocrinología animal.

 

A pesar de que la genética sea un factor determinante para la aparición de la diabetes en los perros, existen otros factores de riesgo que ayudan a promover la ocurrencia de la enfermedad. Algunos comportamientos del tutor también pueden aumentar las posibilidades de que el perro desarrolle diabetes. A continuación, una lista de cosas que casi todo tutor hace, pero que contribuyen a la aparición de la enfermedad:

 

1) Permitir que el perro coma dulces puede facilitar la diabetes en los perros: 

 

El chocolate es uno de los dulces más consumidos por los humanos, pero lo que es delicioso para nosotros puede ser tóxico para los perros. Cuando un perro ingiere este dulce, puede causar alteraciones en su organismo y generar complicaciones de salud de grado leve a grave. La toxicidad del chocolate para los perros se debe a una sustancia llamada teobromina. Los perros tienen una capacidad reducida para procesarla, lo que la hace tóxica para su organismo. Los efectos de consumir chocolate en los perros son diversos y pueden causar desde vómitos y diarrea hasta ataques de epilepsia y muerte. Además de estos efectos y riesgos, el consumo de chocolate también puede provocar diabetes en los perros. El dulce tiene un alto índice de azúcar en su composición, lo que puede favorecer la aparición de la enfermedad, especialmente si el perro ya tiene predisposición genética. Lo mismo se aplica a otros dulces azucarados. Por lo tanto, aunque el animal insista, no le ofrezcas.

 

2) No sacar a pasear al perro ni hacerle ejercicio físico: el sedentarismo facilita la diabetes en los perros: 

 

La falta de ejercicio físico puede causar verdaderos daños a la salud del perro. En el caso de la diabetes en los perros, una rutina sin actividad física regular está entre los factores de riesgo de la enfermedad, ya que facilita el sedentarismo y la obesidad canina. Además de los paseos, que deben ser diarios, los animales necesitan ser estimulados a hacer ejercicio todos los días. Por lo tanto, saca a pasear al perro al menos una vez al día, especialmente si no tiene acceso a un patio grande. Otras actividades físicas también pueden ser muy divertidas y traer beneficios para la salud. Este cuidado ayudará en la prevención de la diabetes en los perros y otros problemas futuros para la mascota.

 

3) Dejar el plato de comida siempre lleno favorece la obesidad y puede causar diabetes en los perros: 

 

Aunque parezca algo bueno, dejar el plato de comida de los perros siempre lleno y disponible no es lo correcto y puede causar problemas de salud a la mascota. Cuando la alimentación del perro se basa en el hambre y no en la cantidad correcta para su tamaño, peso y raza, el perro puede terminar comiendo demasiado. Esto favorece el desarrollo de la obesidad, que es otro factor de riesgo para la aparición de la diabetes en los perros. Por lo tanto, controla la alimentación de tu animal, incluidos los premios, para que tenga una vida larga y saludable.

 

4) Dar medicamentos sin supervisión médica: problemas en el páncreas llevan a la diabetes en los perros: 

 

Cuando el perro está muy quieto o presenta síntomas como diarrea y vómitos, muchos tutores optan por dar algún medicamento para perros de fácil acceso y sin consultar a un médico veterinario. Sin embargo, uno de los factores de riesgo para la diabetes en los perros es precisamente la administración inadecuada de medicamentos. Esto ocurre porque la práctica puede causar problemas en el páncreas, la glándula responsable de producir insulina. Por lo tanto, en caso de algún signo extraño o cambio de comportamiento en el animal, se recomienda llevarlo al médico veterinario para obtener el diagnóstico correcto y el tratamiento adecuado. Esto no solo evita la diabetes en los perros, sino también otros problemas de salud en el páncreas.