Uno de los sentimientos que menos tienen explicación es el que nos da cuando llegamos a casa y vemos nuestros calcetines regados por todo el suelo, y resulta que el único sospechoso a la vista es tu perruno con ojos tiernos que te dicen, yo no fui.

Los perros no solo disfrutan de morder calcetines, a veces -en el mejor escenario- solo gustan de olisquear y resguardar prendas varias, pero cuando las destrozan por completo es una señal que no debemos dejar pasar desapercibida.

Posibles motivos por los que tu perro muerde tu ropa

Para detener el comportamiento, primero debes determinar por qué tu perro está masticando y recuerda, no lo están haciendo para fastidiarte. Las posibles razones para la masticación destructiva incluyen:

  • Como cachorro, no se les enseñó lo que es y no es aceptable para masticar.
  • No tienen acceso a juguetes de mascar seguros y apropiados.
  • Están aburridos.
  • Sufrían de ansiedad por separación.
  • Su comportamiento está relacionado con el miedo y masticar es una habilidad para hacer frente.
  • Masticar simplemente se siente muy bien.

 

El trasfondo del porqué muerden tus calcetines


Recordemos que los cachorros aman llamar la atención incluso cuando crecen. Así que, qué mejor que robar una prenda del diario a su tutor. Los calcetines al ser una prenda pequeña es muy atractiva por la curiosidad que les provoca y lo fácil que es juguetear con ellos, además les permite estar en contacto -mediante un objeto- con el olor de sus tutores.

Cuando veas a tu perruno con un calcetín tuyo y una mirada traviesa, no lo regañes o persigas, recuerda que la mejor forma de educarlos es con reforzamiento positivo. La respuesta correcta es que guardes tus calcetines en su lugar, ya sea en la canasta de ropa sucia o en el cajón de ropa interior. No olvides que debes limitar el fácil acceso del perruno a la ropa.

Tu perrito te extraña y los calcetines lo sufren

Puede que notes este tipo de comportamientos cuando llevas mucho tiempo separado de ellos, pues los perros también se caracterizan por ser seres sociables -nosotros también lo somos- y fieles. Estos rasgos para los perros hacen que siempre quieren estar al lado de su dueño, por ende, cuando el dueño no está, los perros suelen extrañarlo mucho y a veces sufrir ansiedad por separación y consolarse con el olor de la ropa cuando el tutor está fuera.

Una de las mejores formas de manejar esta situación y ofrecerle al perrito lidiar mejor con la ansiedad o estrés por separación es buscar cualquier objeto que huela o le recuerde a su humano porque probablemente lo primero que encuentran son los calcetines usados y olorosos para morderlos, así con un objeto que tenga tu olor impregnado le ayudará a evitar esas conductas.

Otros motivos por los que tu perro muerde tus calcetines

A los perros cuando son cachorros les encanta morder cosas para saciar esta comezón incómoda. Todos los perros son buenos masticando cosas y querrán hacerlo con cualquier cosa que llame la atención. Bajo esta consideración puedes ofrecer mordederas para perros, juguetes suaves con cerdas que ayuden al alivio o artículos que les ayuden a ejercitar su mandíbula con los mismos propósitos de alivio.

Por último, y como uno de los motivos importantes y principales por la cual les encanta morder los calcetines, es porque se encuentran aburridos y quieren entretenerse sí o sí con algo para liberar toda su energía. Lo ven como un juguete instantáneo para entretenerse durante horas, o bien destruirlo a mordiscos y de paso estar en contacto con tus olores.  Una opción para evitar que tu perro termine con todos los calcetines, es buscar nuevos juguetes o medio de entretenimiento para que no se vea con la necesidad de destruir las prendas.

En algún momento tu perro inevitablemente masticará algo que valoras; esto a menudo es parte de la transición a un nuevo hogar. Tu perro necesita tiempo para aprender dónde y cuáles son los juguetes de masticar apropiados. En algún momento tu perro inevitablemente masticará algo que valoras; esto a menudo es parte de la transición a un nuevo hogar. Tu perro necesita tiempo para aprender dónde y cuáles son los juguetes de masticar apropiados. Toma precauciones y mantener las cosas fuera de su alcance para resguardarlas con éxito y no tengas que lidiar con malas conductas de tu perruno, y recuerda tenerle paciencia.