La idea de que el perro castrado se queda más tranquilo vive en el imaginario colectivo, ¿pero realmente corresponde a la realidad? Por supuesto que cada perro siempre tendrá sus particularidades y, por eso, pueden reaccionar de maneras diferentes a la cirugía de castración. Pero, cuando hablamos de un perro castrado, los cambios en el comportamiento del animal suelen ser bastante perceptibles. 


¿En cuánto tiempo de castrado el perro se queda más tranquilo? Para responder esta pregunta, Patas en Casa conversó con 5 tutores de diferentes razas y portes. ¡Da una mirada!

Cuando se lo castra, ¿el perro se tranquiliza?

Eso suele depender, principalmente, de la edad en la que el animal es castrado. Los perros que pasan por la castración cuando son cachorros o entre el primer y el segundo año de vida suelen presentar un cambio mayor de comportamiento que los animales que son castrados de adultos o cuando ya son perros ancianos.

Por lo menos fue la percepción que tuvo Walace Almeida con Kyara, una perrita de la raza Beagle que fue castrada adulta, con 5 años casi 6. Sobre los principales cambios notados, revela: “No cambió tanto, el mayor cambio fue, por supuesto, en los períodos en los que pasaba por el estro.”

La tutora Carol Carvalho, que es dueña de un sin raza definida de porte grande llamado Yuki, lo castró cuando tenía 4 meses de edad y percibió un gran cambio. “Estaba entrando en una fase de destrucción de chinelas, objetos que estaban a su alcance y de agitación nocturna. Después de unos meses, empezó a perder el interés en objetos que no fueran juguetes. Noté también la ausencia de picos de ansiedad y agitación que tenía a la hora de comer”, afirma.

Cachorro branco usando camisa

Además, Carol cuenta que Yuki pasó a jugar más por la mañana, reguló los horarios de descanso y empezó a comer sin euforia. O sea, es prueba fehaciente de que el perro castrado se tranquiliza, principalmente cuando la castración sucede en los primeros meses de vida de la mascota.

¿Cómo es el comportamiento del perro después de ser castrado?

El comportamiento de un perro castrado cambia porque la castración reduce la producción de varias hormonas — como la testosterona — que influyen en la manera como se comporta el animal. En general, después de la castración de perro, es común tener un perro menos eufórico, menos territorialista y más tranquilo. 

Es lo que observó Luana Lopes, dueña del sin raza definida de porte mediano Bartô. El perrito era muy movedizo a los 6 meses, no se quedaba quieto ni un segundo, siempre intentaba llamar la atención, pero lo castraron a los 8 meses.  “Al poco tiempo de castrado, su energía disminuyó mucho (lo que creo que también se relaciona con la madurez) y ya no tenía tanta necesidad de estar todo el tiempo haciendo lío. Aun así, pasó un tempo hasta poder salir de casa sin quedarme preocupada de que rasgara el sofá, por ejemplo. ¡Fue todo un proceso de mucha paciencia!”

Otra percepción sobre lo que cambia en el comportamiento del perro cuando es castrado viene de la tutora Laura Furtado, que tiene una perrita de la raza Dachshund: “Teteia es una salchicha, una raza que es naturalmente energética, desde pequeña siempre fue muy movediza. Corría por la casa entera, de un lado para el otro, y ladraba a absolutamente todo. No se quedaba quieta ni un minuto, a veces ni siquiera a la hora de dormir. Cuando llegaba cerca del horario de ir a la habitación, tenía un pico de energía. Después de la castración, se tranquilizó".

cachorro salsicha sentado no sofá

¿Cuánto tiempo después de castrado el perro se tranquiliza?

Después de castrado, el perro se queda más tranquilo, pero el período el período que tarda varía según cada animal. Generalmente, los cambios se vuelven más significativos a los tres meses de la cirugía. Según el relato de Dandara Franco, tutora de un Labrador llamado Guerrero, el perrito, que fue castrado a los tres años y actualmente tiene seis, mejoró realmente a partir del tercer mes después de la castración.

“Guerrero siempre fue un perro travieso e inquieto, como todo Labrador. Poco a poco, la actividad empezó a disminuir, a pesar de que aún es movedizo. Empezamos a gastar la energía con sus propios juegos, pero empezó a querer jugar menos y sólo por la noche.”

Para las tutoras Carol Carvalho y Laura Furtado, el intervalo fue ese. “Más o menos 3 meses después de la castración, ya sentí una diferencia significativa en el comportamiento de Teteia. Empezó a dormir más tiempo, a entusiasmarse menos al jugar y a no correr con tanta frecuencia por la casa. Actualmente, tiene mucha energía para jugar, pero está mucho más tranquila”, cuenta Laura.

En el caso de Luana, dueña de Bartô, el tiempo fue mayor: pasaron unos seis meses para notar un cambio expresivo en el comportamiento del animal. “Con seis meses de castrado, se puso menos activo, conseguía relajarse un poco y dejó de marcar territorio dentro de casa (ya sea con pis o intentando montar la pierna de las personas). Al año y medio de ser castrado, disminuyó mucho su actividad y la destrucción de objetos. También empezó a dormir más y a ser más obediente.”

¿Cuánto tiempo demora que la castración haga efecto?

De manera general, con base en los relatos de varios tutores, se puede decir que la castración de perro tarda entre 3 meses y 1 año para hacer efecto. En algunos perros, el proceso suele ser más rápido; para otros, es más largo. Sin embargo, la edad de perro es un factor que, con seguridad, influye en este aspecto: cuanto mayor sea el perro, menores serán los cambios de comportamiento. 

Vale decir que la castración, además de atenuar varios comportamientos del animal, también trae otros beneficios. Evita un embarazo no deseado — y, en consecuencia, reduce las posibilidades de tener aún más animales abandonados por la ciudad —, disminuye las escapadas y previene varias enfermedades peligrosas, como el cáncer de mama y de próstata. Sobre la edad que se puede castrar el perro, generalmente se recomienda que la cirugía suceda antes del primer estro, entre los cinco y seis meses de edad.