La castración de perro es un procedimiento importante en la vida de todos los perros. El procedimiento trae innumerables ventajas para el animal, desde la mejora en el comportamiento hasta la prevención de enfermedades. Sin embargo, a pesar de que la castración en perro es una cirugía común, muchas personas aún poseen dudas sobre este procedimiento. ¿Con cuántos meses se puede castrar al perro? ¿Cómo queda el perro castrado después de la cirugía? ¿Sólo los cachorros pueden hacer el procedimiento o los perros mayores también pueden ser castrados? Patas da Casa eligió 7 preguntas que puedes tener sobre la esterilización canina y las respondió.

1) ¿Con cuántos meses se puede castrar al perro?

El mejor momento para castrar al perro es cuando todavía es cachorro. ¿Pero con cuántos meses se puede castrar al perro? Lo ideal es después de la aplicación de todas las vacunas y antes de completar la madurez sexual. Si quieres saber con cuántos meses puedes castrar al perro macho, lo indicado es entre los siete y diez meses. Ya en la castración de la hembra, lo ideal es antes del primer estro, alrededor de los seis meses. Sin embargo, lo recomendado es conversar con tu veterinario de confianza, pues él te indicará con más seguridad cuál es el mejor momento para tu mascota, ya que la hora de la madurez sexual puede variar según la raza y el porte.

2) ¿Cómo quedan los testículos del perro castrado?

En la castración de perro macho, se retiran los testículos del animal. La cirugía se hace con una pequeña incisión en la que se retira cada testículo. El resultado de cómo queda el escroto de perro castrado después de la cirugía puede variar. La mayoría de las veces, los veterinarios sólo cierran la piel con dos o tres puntos después de retirar los testículos. Así, la piel continúa intacta, pero sin los testículos en su interior. Pero otros médicos deciden retirar la piel completamente. Después de algunos años, el lugar que era el de los testículos queda casi imperceptible.

3) ¿Cómo hacer un curativo en perro castrado?

Después de la castración, el perro tiene un período de recuperación que suele durar entre 7 y 12 días. Durante esta fase, es fundamental que el perro se mantenga descansando, tranquilo y lejos de los puntos. Los movimientos muy bruscos pueden soltarlos. Además, el perro castrado puede lamer o morder los puntos que están a la vista, causando infecciones y problemas de salud en el animal. Para evitar que los puntos se abran o sean una fuente de complicaciones, lo ideal es apostar en curativos en la región. Una manera de cómo hacer un curativo en perro castrado es enfajar la región, siempre con recomendación y orientación de un veterinario. Otra opción es la ropa quirúrgica para perros. Con la ropa, los puntos quedan protegidos por más tiempo, evitando complicaciones en el posoperatorio. Además, recuerda que es importantísimo que la región del corte se limpie diariamente.

4) ¿Con cuánto tiempo se puede bañar el perro castrado?

Después de la cirugía de castración de perro, es fundamental evitar la exposición de los puntos. Por eso, durante el tiempo de recuperación, lo ideal es no bañarlo. ¿Pero con cuánto tiempo se puede bañar al perro castrado después de la cirugía? Lo recomendado es esperar a la retirada de los puntos que sucede, generalmente, más o menos a los 60 días. Sólo entonces se permite el baño, pero sin refregar mucho la región donde se hizo la incisión. Es importante saber, sin embargo, que el tiempo de retirada de los puntos varía según el tiempo de recuperación de cada animal. Lo ideal es conversar con el veterinario, pues sólo él puede afirmar cuándo tu perrito estará listo para bañarse nuevamente. Si, durante el período de recuperación, el perro necesita un baño después de ensuciarse mucho, debe ser seco o con toallas humedecidas.  

Cachorro com roupa cirúrgica

5) ¿Cómo es la castración de la perra? 

La castración de perra es un procedimiento mucho más delicado que el de los machos. Después de la cirugía, la hembra no podrá reproducirse más, tendrá algunos cambios en el comportamiento y quedará prevenida de algunas enfermedades como la piometra canina y el cáncer de mama. ¿Pero cómo es la castración de la hembra? En el caso de las hembras, el corte de la cirugía se hace en el abdomen. El tamaño varía según el porte. Durante la cirugía, se retira el útero y los ovarios de la perra. Después del término, también es necesario un período de recuperación y los mismos cuidados que los del macho: evitar movimientos bruscos, usar curativos, ropa quirúrgica o collar isabelino e higiene en el lugar de la cirugía. 

6) ¿El perro mayor puede ser castrado? 

A pesar de que lo más indicado es que la castración se realice en el cachorro, ¡el perro mayor puede ser castrado también! La cirugía puede hacerse en cualquier momento de la vida, incluso en los perros que tienen más edad. El resultado es el mismo: prevención de enfermedades, disminución de los comportamientos sexuales e, incluso, mejora de la calidad de vida. Con la edad avanzada, el veterinario realizará exámenes para evaluar las condiciones para la realización de la cirugía. Así, indicará la mejor manera de poder hacerla, evitando todo riesgo. ¡Por lo que el perro mayor puede ser castrado como debe! 

7) ¿Cuánto cuesta castrar un perro? 

Es difícil definir exactamente cuánto cuesta la castración de perro, pues los valores varían mucho de una ciudad a otra. En general, el procedimiento puede hacerse en clínicas particulares, en las que el precio de la castración suele ser más elevado, pero en algunos lugares hay clínicas que ofrecen precios populares. Además, muchos proyectos hacen la castración de perro de forma gratuita. Por lo tanto, para saber exactamente cuánto cuesta castrar un perro en tu región, vale investigar para encontrar posibles lugares gratuitos y buenos lugares para la realización de la cirugía. Recuerda que no siempre el lugar más barato es el que ofrece las mejores condiciones. A veces, lo barato sale caro, entonces investiga si la clínica que encontraste es segura y tiene buenas condiciones para la realización del procedimiento.

Redacción: Maria Luísa Pimenta