Un gato feliz es sinónimo de salud y bienestar. Así como los humanos, los felinos tienen necesidades emocionales y físicas que necesitan ser atendidas para garantizar calidad de vida. Un gato feliz vive más tiempo y se reducen las oportunidades de desarrollar problemas de salud, como ansiedad y depresión. Pero ¿cómo saber si tu gato está feliz? La respuesta está en el comportamiento del gato. Patas en Casa identificó 7 señales que demuestran los gatos felices en el día a día. ¡Fíjate!

1) El gatito feliz siempre está relajado

Como los bichitos son animales muy apegados a la propia rutina y no son muy fanáticos de los cambios, es natural depararse con un gato estresado y molesto cuando las cosas salen de lo “normal”. Se quedan más activos, inquietos y, claramente, incómodos. Por eso, cuando los gatitos están en posiciones cómodas y acogedoras, quédate tranquilo, pues estás frente a un gatito feliz. Existen algunas posiciones de gatos que demuestran que el bichito está sintiéndose alegre, relajado y seguro, como es el caso del gato acostado con la barriga para arriba. Esta posición indica que el bichito confía en ti y se siente seguro en el ambiente en el que está.

2) A los gatos felices les gusta jugar

Difícilmente encontrarás un gato triste que juega y se divierte, ya que normalmente se quedan más retraídos, reclusos y apáticos. Los gatos felices presentan comportamientos muy diferentes: son más activos y les encanta jugar. Inclusive, existen juegos para gatos que son un éxito entre los felinos, como los juegos con catnip y las varitas. Si te diste cuenta de que tu bichito está distante, no quiere comer y anda cabizbajo, tal vez sea mejor llevarlo al veterinario, pues el gato puede tener algún problema de salud. 

3) La alimentación regular es sinónimo de gato feliz

¿Tu gato no quiere comer y rechaza hasta los bocaditos? ¡Seguramente no está feliz! Los gatitos felices se alimentan regularmente y no consiguen rechazar un sabroso sachet. Por lo que, si tu gatito no tiene apetito, puede ser una señal de que su salud no está bien.

gato relaxado

4) La cola relajada y con pocos movimientos es señal de un gatito feliz 

¿Sabías que el movimiento de la cola de gato puede indicar si está feliz, triste, miedoso o enfadado? El rabo del gato feliz tiene un aspecto relajado y con pocos movimientos, como si estuviera súper tranquilo. Este es un momento genial para acercarte al bichito y hacerle todo el cariño que quieras, pero es necesario saber exactamente dónde hacer cariño en el gato, pues existen algunas zonas “prohibidas” en el cuerpito del animal que, si se tocan, pueden irritar al bichito.

5) Los gatos felices hacen ruidito y ronronean 

A diferencia de los perros que suelen mostrar los dientitos cuando sonríen, la sonrisa de los gatos es muy discreta. El gatito feliz emite algunos sonidos muy bajitos con la boca cerrada que, a veces, los tutores ni perciben. Y a pesar de que no siempre los ronroneos significan que el felino está contento, el gato que ronronea también puede ser una señal de que está sonriendo y es feliz. 

6) Los gatitos felices duermen como bebés

¿Sabes qué pone feliz al gato? Una buena noche de sueño. En verdad, los gatitos prefieren dormir durante el día debido a su instinto cazador nocturno, pero dependiendo de la rutina del bichito, también pueden dormir largos períodos durante la madrugada. Un gatito feliz logra dormir entre 12 y 16 horas por día, pero este período varía de acuerdo con la edad del felino. Los cachorros , por ejemplo, suelen dormir mucho más que los adultos. Vale decir que una rutina de sueño adecuada hace muy bien para la salud y el bienestar de los felinos. 

7) Amasar pancito es señal de gatos felices

El gato que amasa pancito es lo más tierno del mundo, ¿no? Este es un hábito típico de los felinos que incluye “esponjar” superficies y también a los humanos, como si estuvieran haciendo un masaje. Este es un comportamiento instintivo del gato que normalmente empieza en el cachorro de gato  durante el amamantamiento. Por lo tanto, si tu gato empieza a esponjar tu regazo, ya sabes que está feliz y confía en ti.