En el mundo de los gatos hay una diversidad impresionante de características que los hacen especiales, peculiares, tiernos y esponjosos, todos excepto algunas razas a las que se les conocen como egipcias; estas razas brillan por la ausencia de pelo —o al menos eso se cree—. Te contamos todo lo que debes saber de estos peculiares felinos. 


A esa raza se le conoce como Sphynx y su característica principal es que carece de pelaje o al menos eso es lo que parece; ocurre que en realidad sí tienen pelo en una capa muy fina parecida a la piel de un durazno. Los gatos egipcios no tienen bigotes ni pestañas, tienen los ojos hundidos y su cabeza tiene una forma ovalada como de una pera. 

La carencia de pelo resalta la musculatura y su gran pecho, sus patas son delgadas y alargadas, al igual que su cola estrecha y dura al tacto. Estos gatitos son suaves al tacto, al menos del cuerpo, tal como la piel de ante, no obstante, verás que la cantidad de pliegues que tienen en todo su cuerpo de pies a cabeza es lo suficientemente abundante como para darles un aspecto un poco gruñón. 

 

El gato egipcio sí tiene pelo

Egipcio, esfinge o Sphynx, como lo gustes identificar dentro del mundo felino, tendrás la certeza de que son gatos afectuosos, curiosos, inteligentes, juguetones y vivarachos, por lo que son muy sociales y se adaptan fácilmente a familias con niños. 

¿Un gato sin pelo?

El gato egipcio es resultado de la mutación genética espontánea que se conoce del tipo recesivo y se dio en Canadá en los años 60. Esta mutación proliferó gracias a que unos científicos decidieron mantener la estructura y tipo para consolidar la primera raza de gato sin pelo.

Otra de las cualidades de este felino con piel de durazno es que no sufren de frío como todos creeríamos, se termo-regulan gracias a que tienen una temperatura corporal de hasta 4 grados mayor al resto de los gatos peludos. 

 

 

Cuidados y sugerencias para los gatos Sphynx

 

El gato egipcio sí tiene pelo

  • Se recomienda una limpieza quisquillosa y cuidadosa de sus oídos. 
  • Son vulnerables a quemaduras solares, evita una alta exposición a la radiación. 
  • Cuida su piel con baños semanales con un paño húmedo. 
  • Recuerda completar su esquema de vacunación, mantener buena higiene bucal y darle una alimentación sana con los productos que recomiende su veterinario. 
  • Ellos prefieren ambientes interiores por su hipersensibilidad.
  • Tienen un metabolismo rápido, lo que incrementa su apetito.
  • Sus ojos están menos protegidos ante la suciedad y las partículas por no tener pestañas.

El gato esfinge como uno de los más codiciados del mundo

La característica de la aparente ausencia de pelo los hace una raza increíblemente codiciada y —en ocasiones— difícil de lograr adoptar. En Argentina, un cachorro esfinge (sin pedigree) su valor podría ascender a 450 dólares, mientras que en Canadá y Estados Unidos su valor ronda hasta en 3,800 dólares, asegurándose de una pureza mayor.