Es el felino más tierno que tus ojos van a ver y que su nivel de ternura es equivalente a lo letal que puede llegar a ser. El gato de las arenas es un minino que en la vida salvaje -y la verdad quién lo vea- es confundido con un zorro pequeño que derrite a todos con su ternura y sus ojos hipnóticos.

Este pequeño cazador domina por completo las zonas más áridas de África y Asia, es el más sigiloso para esconderse, por lo que se sabe muy poco de él en la comunidad científica.

Breve radiografía del gato de las arenas

  • Felino carnívoro perteneciente a la familia Felidae
  • Alcanza hasta 50 centímetros de longitud de cabeza a cuerpo, más 30 centímetros de cola. Incluso los ejemplares machos como máximo llegan a pesar 3.5 kilos.
  • La cabeza es notablemente ancha, algo que lo hace inconfundible con otras especies similares, y las orejas son muy amplias. Esto mejora tanto su audición como la pérdida del exceso de calor a través de ellas.
  • Pese a ser gatos solitarios, se permiten compartir sus refugios durante la época reproductiva, que varía de una región a otra. En esta temporada los machos atraen a las hembras con una especie de ladridos para incitarla.
  • En cautiverio pueden llegar a vivir 13 años, en vida salvaje se desconoce.

 

Características del gato de las arenas

Como toda creencia de que los gatos son tímidos y huraños, este felino precioso sí es tímido, huraño, nocturno y bastante pequeño. El gato del desierto o de las arenas es uno de los cazadores más hábiles del mundo animal; que pese a su tamaño, tiene una efectividad de cazar su blanco del 60%.

A este felino salvaje se le conoce como gato del desierto por estar adaptado a los climas de los desiertos más inhóspito, desde el calor hasta el frío de las noches más solitarias.  Durante el día procuran resguardarse del sol en pequeñitas madrigueras o cuevas lo más apegadas a su tamaño.

Lo poco que se tiene de información sobre este cazador es que se alimenta de reptiles pequeños, pájaros y mamíferos más grandes, y extrañamente no se ha obtenido evidencia de que necesiten una cantidad de agua específica para sobrevivir, ya que obtienen todos los nutrientes de los animales que depreda.

Su pequeño tamaño y sus características muy tiernas no son meramente estéticas, más bien está equipado de forma natural para interactuar con su entorno, ya que sus orejas tienen un pelaje que les permite evitar que entre arena a sus oídos, sus patas traseras y delanteras también están protegidas contra el calor del suelo ardiente del desierto.

Por desgracia, este animal es tan escurridizo que se sabe muy poco sobre su comportamiento, anatomía y ciclo de vida, lo que se conoce es que después del apareamiento entre ejemplares, (entre 59 y 63 días después del apareamiento) las hembras paren una camada de una a ocho crías, aunque lo normal es que sean cuatro o cinco. Presentan un crecimiento rápido y a los 6 - 8 meses del nacimiento ya son independientes. Los cachorros alcanzan la madurez sexual hasta alrededor del año de edad.

Avistamientos del gato de las arenas

El gato de las arenas del desierto se ha desplazado a lo largo de los desiertos más importantes del mundo; se ha visualizado en el norte de África, toda la extensión de Arabia hasta Asia Central, pero no se conoce mucho más sobre sus patrones de comportamiento o migración.

Debido a la poca información que se tiene y los contados avistamientos de este animal, su especie ha sido catalogada como «casi amenazada» de acuerdo con la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), mientras en los Emiratos Árabes  Unidos han considerado la especie en peligro de extinción. Algunas personas los depredan para comerciar con sus pieles, también porque se venden animales o mascotas exóticas.

Estas advertencias y etiquetas, el zoológico de Al Ain ha implementado programas de cría en cautiverio para tratar de conservar la especie. Esta institución presume que esta especie (y muchas otras más) están disminuyendo por la pérdida de su hábitat natural, pero no se tienen estudios o evidencia que lo respalde.