No, no es un gato robot, es de origen artificial pero no por las razones por las que tú crees. Aunque hay otras razas que tienen muchísima similitud en sus patrones de manchas, altura y ciertos rasgos de personalidad, el ashera se sigue catalogando como una de las razas mas caras del mundo sino es que la más costosa (al menos 125,000 dólares americanos). 

Este felino se ha convertido en uno de los gatos con una reputación dudosa y sombría, pero no es por el gato mismo, los ashera tienen un carácter muy simpático, lo que los volvió en exceso criticable fue su origen y comercialización de las empresas que lo crearon.


Origen del gato Ashera


El gato ashera fue muy criticado por el exorbitante precio de venta y la forma en la que fue creado, que si bien, muchas razas son resultado de cruzas entre especies de animales, el ashera es resultado absoluto de una selección genética en un laboratorio.  Dicho esto, lo convierte en la raza felina más reciente y exclusiva.

Este minino fue originado a principios del siglo XXI en un laboratorio  de la empresa Lifestyle Pets, donde se mezclaron ciertos genes de animales como el serval africano, el leopardo asiático y un gato común doméstico. Lo que se obtuvo de tal selección fue un ejemplar de un gato de hasta metro y medio de altura, 15 kilos de peso y el rasgo de ser hipoalergénico aún con su pelaje.

La reproducción de ejemplares ashera no es posible; es un gato estéril por lo que solo se puede adquirir en el laboratorio norteamericano que lo creó. La venta de este gato garantiza un certificado de autenticidad, chip implantado y seguro, además, el laboratorio es quién se encarga de las vacunas necesarias durante el primer año de su vida.


Variantes del gato ashera

La selección genética para la creación del gato ashera también dio como resultado cuatro tipos o variantes de la raza:

  • Gato ashera común: es el primer ejemplar desarrollado por el laboratorio. Su tonalidad es color crema con manchas pardas.
  • Gato ashera hipoalergénico: este ejemplar es exactamente igual al anterior, la diferencia es que su manto de pelo no produce alergias.
  • Gato ashera nevado: también se conoce como gato ashera blanco por ser su color dominante con parches o manchas color ámbar.
  • Gato ashera royal: es la variante menos común, la más escasa y exclusiva. Sus tonalidades es en color crema con manchas o rayas negras y naranjas.

Gato ashera

Características del gato ashera

Este lindo gatito es un animal de talla grande, delgado y de aspecto salvaje, pero resulta que es dócil y simpático, también es muy sociable y le encanta estar con personas o más mascotas. Disfrutan mucho de tener un espacio suficiente para desenvolverse -además de su gran tamaño- tener actividad y no sentirse ansioso. Su esperanza de vida es relativamente baja, pueden llegar a vivir de 8 a 10 años, pero la ventaja de esta raza es que no requiere de cuidados especiales porque no se le conocen enfermedades o padecimientos.

 

Los ashera tienen un pelaje corto de poco mantenimiento, no necesita más que un cepillado.  Su cola es gruesa, tiene orejas grandes y puntiagudas, en general es corpulento por su gran altura, pero no deja de ser delgado. Se desenvuelve en climas templados y con compañía humana. Como enriquecimiento ambiental se recomienda una rutina de juegos, un rascador para mantener sus uñas en buen estado.

Tienen un carácter tranquilo, independiente y ciertamente solitario (porque siguen teniendo rasgos de un gato común), curiosamente le encanta establecer vínculos tanto con las personas con las que convive y con su ambiente: es una especie de rutina que le encantan las caricias y apapachos.

Por desgracia, los gatos ashera no son posibles de adoptar por los motivos expuestos anteriormente, y aunque muchas otras razas de gatos o perros también se venden, todo esto tiene implicaciones éticas cuestionables para cada individuo y para los animales. Recuerda que ellos no son un lujo o accesorio, y hay muchos peludos en situación de calle a los que les puedes salvar la vida.