En internet hay una infinidad de videos donde los gatitos brincan, se asustan y huyen cuando ven un pepino cerca. ¿Pero, por qué? ¡Que alguien nos explique el misterio! Aunque a unas personas les parece muy divertida la reacción, como tutora de 8  gatos me causó mucha intriga saber si puede provocarles algún daño, además de los evidentes accidentes que puede provocar la huida.

Esta duda rondó mucho en mi cabeza porque en mi casa es normal  darle verduras y frutas crudas a los mininos, y en especial uno que amaba el pepino y la calabaza picados en tiritas o rueditas. Entonces la pregunta era, ¿por qué si a mi gatito le encantan los snacks de pepino, le asustaría ver uno caer o acercarte sigilosamente?

Asustarse por un pepino viene de sus instintos de caza

Para entender por qué los gatos saltan cuando ven un pepino, es necesario comprender qué ve la mascota cuando mira la verdura frente a ella. Recuerda que los gatos son animales con un instinto cazador muy fuerte. Por este motivo, es normal que utilicen la técnica de chillar para atraer pequeños animales para cazar, que no es más que la habilidad de imitar el sonido de las presas. Antes de la domesticación, los mininos estaban acostumbrados a cazar presas y este instinto aún se manifiesta en la actualidad. Por eso, siempre están alertas ante posibles peligros.

El pepino es un alimento de forma verde y alargada. Por eso, puede ser confundido con algún depredador venenoso, como las serpientes. Así que, cuando los gatos no están muy alerta, el pepino termina dándoles un verdadero susto mortal. Por eso, si te preguntas qué verdura le teme el gato en los videos en los que aparece nervioso, es el pepino. La apariencia del pepino realmente puede asustar al animal cuando lo toman desprevenido. ¿Por qué los gatos saltan cuando ven un pepino? Entendamos el comportamiento.

¿Es peligroso asustar a un gato con un pepino?

Los gatos saltan cuando ven el pepino como una reacción natural al susto. Cuando el pepino es arrojado de repente hacia ellos, el minino asume naturalmente una postura de alerta. Normalmente, estos videos que se vuelven virales en la web son grabados en un momento en que la mascota está relajada, como en la hora de comer. Así, el susto es aún mayor, ya que el animal no lo estaba esperando. Esto explica por qué el gato le tiene miedo al pepino: es como si se sintiera amenazado en un momento que debería ser de relajación. El gato le tiene miedo al pepino por pensar que es una serpiente y por eso este tipo de broma no es recomendado.

El gato le tiene miedo al pepino y colocar la verdura cerca de él, especialmente en momentos vulnerables, puede ser muy perjudicial. Por más que parezca gracioso, algunas mascotas pueden llevarse un susto tan grande que quedan traumatizadas. En los gatitos bebés, este trauma puede extenderse a lo largo de toda la vida. El gato con miedo al pepino después de un trauma puede volverse más arisco con su dueño e incluso negarse a comer, ya que pierde la confianza de que ese es un momento seguro y comienza a estar alerta cuando debería estar simplemente comiendo.


Si tu gato ya relacionó a algo negativo, esto es lo que puedes hacer:

Después de entender por qué el gato le tiene miedo al pepino, es más fácil entender qué hacer si tu mascota presenta este comportamiento: primero, no uses el pepino como juguete. Por más que sea divertido, hay muchas otras formas saludables de divertirse con tu minino que no incluyen asustarlo. La vara para gatos, los juguetes de cuerda y tantas otras actividades interactivas son mucho más efectivas y divertidas para tu mascota. Si tienes un gato con miedo al pepino debido a traumas anteriores y esto ha afectado su comportamiento, es importante hablar con un especialista. Él entenderá qué se puede hacer para tratar este trauma y garantizar que el minino no deje que este temor afecte su rutina y su salud.

Gatos y pepinos: ¿puede comer esta verdura?

Una gran controversia es que, aunque el gato le tenga miedo al pepino, este alimento puede ser muy nutritivo y sabroso para él. ¡Sí, el gato puede comer pepino sin problemas! La verdura es rica en vitamina K, potasio, cobre y manganeso. Además, es un alimento con un alto porcentaje de agua en su composición, lo que es interesante, ya que los gatos no suelen beber mucha agua. Las versiones en conserva o preparadas con otros condimentos jamás deben ofrecerse, ya que pueden irritar el tracto digestivo del animal y hacer que el gato vomite. Sin embargo, en su estado natural y limpio, es una excelente fuente de nutrientes.