Todos lo hemos escuchado; los gatos negros dan mala suerte o si se te cruzó un gato en el camino tendrás un mal día. Incluso llegan a ser relacionados con espíritus malignos, pero ¿cómo pasamos de culturas que adoraban a los gatos como dioses a segregarlos por su color oscuro?

Se dice que estos gatos están ligados con la magia negra y las brujas, también que son extremadamente agresivos y feroces, de hecho un estudio de Universidad de California afirma que existe cierta relación entre un carácter más dócil y dispuesto a convivir con otros gatos, humanos y animales. Aquí te contamos los 5 mitos más raros que son asociados con los gatos negros. No creerás la mayoría de ellos por lo descabellados que resultan.

 

1. Los gatos negros simbolizan la muerte

De acuerdo con la mitología griega, en la época antigua un esclavo llamado Galantis fue convertido en un gato negro por Hera, la mujer de Zeus, para ser castigado por intentar impedir el nacimiento de Heracles. Este esclavo Galantis eventualmente se convirtió en el sacerdote de Hécate la diosa de la muerte. Con el paso de los años, esa historia fue el origen del mito que relacionó a los gatos negros con su poder de predecir la muerte.


 

2. Los gatos negros son brujas

Los gatitos negros fueron asociados durante mucho tiempo con la brujería y las brujas. Todo inició cuando en la historia se vio a un gato negro corriendo hacia la casa de una mujer que se creía que era bruja. Durante la Edad Media los gatos se asociaron por completo a las brujas, se pensaba que por ser animales nocturnos eran brujas convertidas en felinos, mascotas de las brujas o demonios en forma de animales enviados por las brujas para poder espiar a los humanos. Desde principios del siglo XIII en Europa hasta las pruebas de bruja Salem del siglo XVII en Massachusetts, los gatos negros fueron asesinados junto con aquellas que eran consideradas brujas.

3. Los gatos negros dan mala suerte

Gato negro

El mito más conocido es que los gatos negros dan mala suerte, además de estar asociados con la muerte. Este miedo se originó en la época medieval cuando un animal de pelaje obscuro o de plumaje negro como cuerpos o gallinas predecían la muerte. En la Italia del siglo XVI, se creía que la muerte era inminente si un gato negro se acostaba en el lecho de alguien.

4. Los gatos negros atraen la buena suerte

Tal vez este mito no te lo esperabas, pero se dice que también pueden atraer la buena suerte de diversas formas. En el Egipto Antiguo eran venerados como dioses por su parecido a Bastet; la diosa egipcia con cabeza de gato, era la diosa de la fertilidad, la salud y la caza. En distintos lugares del mundo se le da un propio significado, por ejemplo, en Asia y el Reino Unido, vas a tener suerte en la vida si tienes un gato negro; en Japón, tendrás suerte en encontrar el amor si ves a un gato negro; en Europa, los marineros tendrán un viaje seguro si traen un gato negro en el barco; en Escocia, tendrás prosperidad viniendo si un gato negro aparece en tu puerta, mientras que en Francia, algo mágico está a punto de suceder si ves a un gato negro.

5. Fechas de cuidado especial para los gatos negros

En el último trimestre del año es de especial cuidado para tu michito negro; hay dos fechas especiales que son clave tanto para bien o para mal. El 27 de octubre es el Día del Gato Negro, una fecha propuesta e implementada hace unos años para contrarrestar todos los estigmas que hay alrededor de ellos y su brillante pelaje, también se busca promover su adopción con esta fecha.

La otra fecha de cuidado es el 31 de octubre, el día de la Noche de Brujas o Halloween,  que pese a que adoptan a muchos más gatos negros, no es por las mejores razones, probablemente hay razones de protección de supersticiones de magia blanca o magia negra, aunque estos últimos involucran rituales para sacrificarlos.

Si te lo preguntas, los mitos nos ayudan a darle sentido a la vida y a las cosas que no logramos entender, se originan de historias parcialmente reales y después se maximizan para pasar de oídos a oídos; solo no dejes que esto defina en absoluto tu sistema de creencias.