Eres una persona afortunada si tu gato alguna ocasión te ha llevado algún obsequio como un ratón, un pajarito, un cotorro o cualquier tipo de sorpresa que no resulte tan agradable para ti. No es que te esté dando una advertencia al estilo “eres el siguiente”, todo lo contrario; es un mensaje de amor y preocupación. ¡Te contaremos todo al respecto!

Si estás pensando que es porque tiene hambre el gato y quiere un aperitivo, pues no, no es que no le guste la comida que le ofreces. El motivo de fondo es la naturaleza misma de los felinos; se sabe que son cazadores y pese a que llevan años domesticados -10,000 para ser exactos-, aún tienen vestigios de sus instintos cazadores. ¿Cómo cuáles? El amasado, el poder digerir carne cruda o tapar sus heces.

Pequeñas presas como bocadillos, pero no para ellos

En la vida salvaje felina, las gatas madres les enseñan a sus crías a comer su comida trayéndoles -a su casa- presas muertes o heridas. Los gatos domésticos aún tienen estas conductas heredadas innatas, pero actualmente no tienen la necesidad para transmitir este comportamiento porque a veces ni crías tienen, además porque no existe la imperiosa necesidad  de hacerlo si gozan de comida húmeda y croquetitas.

Por lo tanto, cuando un minino te deja un ratón en tu cama, en la puerta de tu casa o en cualquier lugar que sea dentro del territorio de la manada familiar, es porque está actuando en su papel de madre de la vida salvaje, y como parte de tu familia está procurando que no mueras de hambre por tus nulas habilidades de caza.

3 datos curiosos sobre por qué los gatos te dejan animales muertos de regalo

  1. Algunos gatos no comen a sus presas, incluso ni siquiera llegan a matarlos.
  2. Las gatas esterilizadas son las más propensas a llevar regalos a sus tutores.
  3. Los gatos no pueden desprenderse de su instinto de caza.

Los gatitos, como lo mencionamos anteriormente, nacen para cazar aun cuando tengan proveedores de comida. Ellos no pueden resistirse a los impulsos de asechar, disfrutan de esta actividad por la agilidad física y mental que satisfacen al hacerlo. Los mininos son animales compartidos por comportamiento aprendido; al sus madres, llevarles la presa les comparte la comida, por lo que al crecer, ellos también quieren compartir sus regalitos.

Sus instintos les están diciendo que esto es lo que necesitan hacer para sobrevivir y que necesitan transmitir estas habilidades importantes y salvavidas a su familia.

Se agradece el gesto, pero ¿cómo evitar que me traigan animales muertos?

Como tal, no puedes evitar que los gatos depreden pequeñas presas, pero sí puedes redireccionar esta energía a jugar en lugar de cazar. Las actividades físicas satisfacen el deseo de caza de un minino; cualquier juguete que requiera que tu gato persiga y atraque un objeto está estimulando mentalmente su accionar de presas naturales, incluyendo varitas de plumas, punteros láser, juguetes en movimiento y otros artículos que tu gato simplemente no puede resistirse a tratar de atacar.

Un gato necesita estimulación mental, especialmente, si no tiene nada que cazar, perseguir y atrapar, entonces encontrará algo para cumplir su objetivo; pueden saltar sobre tus pies mientras caminas o trepar las cortinas para atrapar presas imaginarias.


Juegos mejor que presas moribundas

Recuerda que los gatos que viven con acceso al aire libre cazan y matan la vida silvestre nativa de los alrededores, por lo que hoy en día  son considerados especies invasoras y perjudiciales para las poblaciones nativas de aves. Sin mencionar las enfermedades que pueden propagar entre especies.

Enfocar esa energía del minino al juego no solo reduce los problemas de comportamiento para los gatos que son propensos a llevar ratones o lagartijas a su puerta, sino que también proporciona ejercicio para el gato. Los gatos de interior a menudo tienen sobrepeso y pueden usar un poco de ayuda para derramar las libras a través del movimiento.

Muchos michitos  se conforman con perseguir un puntero láser, pero hay un debate sobre si les provoca ansiedad no completar el propósito de la caza. Algunos necesitan simular "matar" a su presa, por lo que si tu gato parece frustrado o busca continuamente destruir objetos que encuentra en el suelo, puedes ofrecerle al gato presas que pueda "matar", como un pequeño animal de peluche.