¿Son primos de los Shih Tzu y del Poodle o por qué se parecen tanto en lo bonitos, peluditos y pachoncitos que están? Los perros Shih Poo son muy apreciados, aunque no se sepa la raza exacta que es. No te preocupes porque existen tantas razas de perros que es imposible conocerlas todas, aquí en Patas en Casa te contamos todo lo que debes de saber de la raza Shih Poo.

Orígenes e historia del Shih-Poo

El Shih-Poo, es una raza de perro de diseño genético en América del Norte. Es una mezcla entre Poodle de origen alemán y la chispa asociada a la realeza china, pero la manifestación del ADN dominante se hace evidente con las características de los Shih Tzu. Estos lomitos encantadores heredan la lealtad y la adorabilidad de los Shih Tzu, junto con la inteligencia y sofisticación del Poodle. Los Shih-Poos son excelentes mascotas hipoalergénicas, proporcionando una opción ideal para aquellos que buscan un amigo atento y afectuoso.

Mejores atributos del Shih Poo

  • Parece un osito de peluche: su pelaje esponjoso, largo, con ojos grandes les dan un aspecto parecido a un oso de peluche, casi igual que el del Pomerania oso de peluche.
  • Afectuoso y juguetón: ama abrazar, participar en actividades, un buen rato y ser los mejores compañeros de juego.
  • Inteligentes y entrenables: puede aprender trucos y comandos con refuerzos positivos con entrenamiento constante.
  • Necesidades de ejercicio moderadas: no es demasiado exigente, requiere caminatas y tiempo de juego diario, pero no extensas sesiones de ejercicio.


Breve radiografía del Shih Poo

 

  • Origen: Estados Unidos de América
  • Altura: 20 a 33 cm
  • Peso: 5 a 9 kg
  • Esperanza de vida: 12 a 15 años
  • Grupo: No deportivo
  • Temperamento: afectuoso, juguetón, inteligente, adaptable
  • Pelaje: largo, esponjoso, y puede ser ondulado o rizado en una variedad de colores
  • Necesidades de ejercicio: pasos moderados, diarios y tiempo de juego
  • Necesidades de entrenamiento: suelen ser inteligentes y con ganas de complacer, pero puede ser terca y requiere refuerzo positivo
  • Acicalamiento: cepillado regular y acicalamiento profesional ocasional
  • Salud:generalmente saludable, pero propenso a ciertas afecciones como infecciones del oído y alergias

 


El Shih-Poo es una cariñosa y popular raza de perros híbridos resultante de la mezclilla de un Shih Tzu y un Poodle. Esta mezcla combina la encantadora personalidad del Shih Tzu con la inteligencia y el pelaje hipoalergénico del Poodle, por lo que es una excelente elección para las familias y los individuos que buscan un compañero amoroso. Los Shih-Poos típicamente heredan la naturaleza amigable y afectuosa de ambas razas, lo que los convierte en maravillosas mascotas familiares que se llevan bien con los niños y otros animales.

El Shih Poo heredó la mejor genética de sus padres


Una de las características notables del Shih-Poo es su pelaje hipoalergénico, heredado de la genética del Poodle. Esta característica los hace adecuados para personas con alergias, ya que tienden a desprender menos caspa que otras razas. Su abrigo puede variar en textura; puede ser rizado, ondulado o recto, dependiendo de la genética específica del perro individual. El aseo regular es esencial para mantener la salud del pelaje Shih-Poos.

Los Shih-Poos son perros pequeños y medianos, usualmente porque heredan rasgos de ambas razas progenitoras. Su tamaño los hace adaptables a varios ambientes de vida, desde apartamentos hasta casas con patios grandes, incluso contextos rurales. Sus niveles de energía moderados significan que mientras disfrutan de la hora de juego y los paseos, también se conforman con relajarse en el interior con sus tutores humanos. En general, el Shih-Poo es una raza adorable y adaptable que aporta alegría y compañía a hogares de todos los tamaños.

 

Problemas de salud del Shih Poo


Como cualquier raza de perros, los Shih-Poos son susceptibles a ciertos problemas de salud que pueden ser influenciados por factores genéticos de sus razas de padres Shih Tzu y Poodle. Los problemas comunes de salud en Shih-Poos incluyen:

Problemas dentales: los problemas dentales en los perros, incluyendo a Shih-Poos, involucran problemas como la acumulación de sarro, la enfermedad de las encías y la caries dental. El cuidado dental regular, incluyendo cepillado, premios dentales y chequeos veterinarios, es esencial para prevenir y abordar estos problemas.

Infecciones del oído: los Shih-Poos, con sus orejas grandes son propensos a infecciones del oído causadas por el flujo de aire limitado y la retención de humedad. La limpieza y la inspección periódicas de los oídos, así como mantenerlas secas, pueden ayudar a prevenir infecciones. La atención veterinaria es necesaria si se observan signos de infección, como enrojecimiento o flujo.

Los chequeos veterinarios regulares, una dieta equilibrada, el cuidado dental adecuado y el ejercicio regular pueden contribuir a mantener la salud y el bienestar generales de los Shih-Poos.