Durante las épocas decembrinas nos reunimos en familia, esperamos sorpresas, apapachos, cenas deliciosas y que nuestros deseos de regalos se hagan realidad, y la verdad es que es muy frecuente que los más pequeños del hogar pidan como regalo navideño una mascota, muy frecuentemente un perrito o un gatito. Lo sabemos bien por qué todos fuimos niños y lo anhelamos alguna vez. 


Si recibiste a una mascota como regalo de Navidad o estás pensando en regalar uno, debes de leer antes que nada esta nota para conocer los motivos y tomar una elección informada sobre regalar mascotas en épocas navideñas. 

En ocasiones, por mucho que deseemos tener a un perro o gato como mascota, darse cuenta de que asumir un compromiso de esta magnitud es tener la vida de alguien más en nuestras manos es difícil y admitir que no lograríamos ser buenos tutores, más.  Recuerda que todos los seres vivos merecen la mejor vida posible que podamos darles, y al menos que tengas una solidez que ofrecerle a esa mascota, recibirla como regalo no es un buen augurio. 


Un artículo de People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) nos orienta sobre las razones por las que no deberías comprar o pedir un animal como regalo: 

  • La mayoría de solicitudes de una mascota como regalo son hechas por niños pequeños, un niño o niña no puede ofrecerle la cantidad de atención y cuidados que una 'mascota' necesita como cuidados y tiempo de calidad. Usualmente los pequeños pierden el interés en ellos antes de que se adapten a su nuevo hogar, por lo que no son capaces de asumir una responsabilidad de esta magnitud.
  • No regales a un perro o gato mucho menos si no es solicitado, porque será mucho más probable que el animal reciba un trato negligente. Por ejemplo, hoy en día hay 3 millones de perros y gatos abandonados en Colombia.
  • El cuidado de un animal de compañía requiere un compromiso de por vida, que podría durar más de 20 años. Considera los siguientes aspectos: ¿tienes o tiene la persona el espacio, el tiempo y el dinero para cuidar a un animal?
  • De acuerdo con PETA, Forbes estima un precio de 1,570 USD al año y, durante una vida de 12 años, los costos totales van desde $22,025 hasta más de $82,929 para las personas que usan paseadores de perros. 

¿Entonces qué podemos hacer si deseamos fervientemente tener un compañero de vida de cuatro patitas y muchos pelitos? Adoptar en refugios de animales es lo más humano que puedes hacer y no comprar un animal en una tienda de mascotas o en un criador, debido a que éticamente involucra explotación de animales como incubadoras, lugares insalubres y crueldad animal. Además, te recomendamos que no olvides esterilizar tus mejores amigos para evitar animales en situación de calle.