¿Es perro o es lobo? Pues la noticia es que puede ser ambos, aunque lo no tan bueno es que si no somos expertos será difícil de identificar si es un perro o un lobo verdadero, y probablemente esta sea la causa de tantos sustos en sus avistamientos. Pero no te preocupes que en Patas en Casa te contamos si es posible convivir con ellos debido a su temible apariencia. 

Sabemos que hay personas o tutores muy quisquillosos que buscan características específicas en los perros para decantarse por razas muy determinadas para poder adoptarlos; en general es cuestión de preferencias. Hay perros como los Husky Siberianos, el perro esquimal canadiense, perro de Groenlandia, samoyedo, malamute de Alaska y el perro de trineo de Yakutia resultan muy atractivos por su parecido a los lobos, pero el perro lobo checoslovaco les gana por mucho en apariencia y porque su mismo nombre lo dice. 


Origen del Perro Lobo Checoslovaco

El singular perro lobo checoslovaco (qué nombre tan grande, pero debemos ser precisos) es producto de un experimento que se realizó en 1958 en la antigua Checoslovaquia, lo anterior con el propósito de mejorar los perros que empleaban para el ejército nacional. Dicho experimento se basó en la cruza de una hembra loba de los Cárpatos con un perro Pastor Alemán, así nació la primera camada de perros lobo checoslovacos. 


En 1958 aún era considerado como un experimento, pero hoy en día los ejemplares del perro lobo checoslovaco son reconocidos como una raza en su totalidad por la Federación Canófila Internacional o la FCI. 

Después del nacimiento de la primera camada del perro lobo checoslovaco se hizo una selección que resultó en que estos primeros híbridos fueron convirtiéndose en los antecesores de razas de perros únicas como el Husky Siberiano, que mantuvieron la apariencia de lobo, pero su comportamiento cada vez más domesticado como el de un perro común. 

Perro lobo checoslovaco

La Federación Canófila Internacional o FCI reconoció finalmente en 1982 como una raza, y no cualquier raza, una muy particular que cumplió con todas las expectativas del experimento de la antigua Checoslovaquia; es una raza de alta resistencia al frío, posee mucha más potencia al atacar que un perro doméstico ordinario, le dedica más obediencia a su líder y tutor, es un perro enérgico, tiene una gran capacidad de olfato y audición superior a otras razas. También se le considera como uno de los perros más inteligentes y dispuestos a aprender (igual que al Pastor Alemán).

¿Es seguro convivir en casa con un perro checoslovaco?

Si adoptas a este perro desde sus primeras semanas, es más probable que se adapte a tu entorno, eso sí que no sea cambiante. El Perro Lobo Checoslovaco se apegará únicamente con su dueño porque lo identifica como líder de su manada, pero no se recomienda que conviva con niños o niñas pequeños o con otros animales. Es una raza de suma demanda de tiempo, cuidados, entrenamiento y educación, por lo que si no eres devoto, dedicado y 100% comprometido, no es recomendable que lo adoptes. 

¿Cómo es el carácter de esta raza? 

Si el mismo nombre de la raza nos indica que tiene características propias de los lobos, ¿eso significaría que su carácter es el mismo que el de dicho animal salvaje? Si bien el perro lobo checoslovaco conserva rasgos del lobo, la genética hace su trabajo y su carácter se ‘suaviza’ o se tornan menos agresivas de generación en generación. Además, los genes del perro doméstico van predominando sobre los del lobo. 

Lo anterior no significa en absoluto que cualquiera puede convertirse en su tutor y mucho menos si es uno con poca o nada experiencia. Esta raza de perros requiere de un tutor con actitud firme y experimentada ante el cuidado de los perros de talla grande; debe de conocer la raza para poder entrenarlo y ofrecerle al perro lobo una estructura familiar consistente y definida (sí, un perro con altas exigencias) porque los verá como miembros de su manada al igual que un lobo. 

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro de alta demanda y convivir con otros perros podría llegar a ser complejo, sobre todo si se introduce como nuevo integrante, ¿por qué?, resulta que no es una cuestión de atención, sino que heredaron el rasgo de los lobos de querer ascender en la jerarquía social canina.  Así que ya sabes, piénsalo más de dos veces si quieres adoptarlo y rectifica que puedas cumplir con las características de un buen tutor.