El San Bernardo es el típico cachorro gigante y peludo, ¡con un corazón aún más grande! Con un cuerpo musculoso y peludo, la raza también es conocida por su personalidad dócil y extremadamente cariñosa. Además, ¡no faltan habilidades peculiares en un San Bernardo! La raza puede actuar como perro guardián y rastreador o servir como niñera para niños.

De cualquier manera, una cosa es segura: el San Bernardo, también conocido popularmente como la raza de perro Beethoven, es una de las compañías más leales que alguien puede tener. Si quieres saber más sobre la personalidad del San Bernardo, sus características físicas, curiosidades y cuidados con este perro gigante, ¡consulta el artículo que Patas da Casa preparó a continuación!

Breve radiografía del San Bernardo

  • Origen: Suiza
  • Grupo: Pinscher y Schnauzer - Razas Molosoides - Perros de Montaña Suizos y Boyeros
  • Pelaje: largo o corto, con pelo denso, grueso y suave
  • Colores: blanco con tonos castaño rojizo
  • Personalidad: amigable, gentil, tranquilo e inteligente
  • Altura: 65 a 90 cm
  • Peso: 54 a 82 kg
  • Expectativa de vida: 8 a 10 años

El San Bernardo tiene origen en los Alpes Suizos y actuaba en el rescate de personas

El perro San Bernardo es una raza bastante antigua. ¡Existen registros del perro documentados desde 1965! Se cree que el perro de la raza San Bernardo se originó en los Alpes Suizos, a través del cruce entre perros de la región y perros tipo Mastín. El nombre de la raza tiene relación con el desfiladero de San Bernardo, región donde se encontraban algunos monasterios en Suiza.

El perro San Bernardo era prácticamente la mascota de los monjes, usando su tamaño y resistencia para servir como perro guardián y tirador de trineos. La región de los Alpes también era una travesía de Suiza a Italia, pero como el camino era muy peligroso debido al terreno complicado y las nevadas, muchas personas se perdían. Así, el San Bernardo pasó a desempeñar un nuevo papel basado en la gran habilidad rastreadora: el rescate de personas perdidas o sepultadas.

San Bernardo: el perro es considerado de porte gigante y tiene características físicas llamativas

Dos palabras definen al San Bernardo: ¡perro grande! ¡O mejor dicho, ¡gigante! El tamaño es una de las características que más llama la atención en un San Bernardo. La raza es considerada gigante, midiendo entre 65 y 90 cm de altura. En cuanto al peso del San Bernardo, el perro puede llegar a los 80 kg. Esta es considerada una de las razas más grandes de perros del mundo y, por lo tanto, no es tan indicada para quienes viven en apartamentos muy pequeños. Lo ideal es que tenga un espacio grande para sentirse cómodo.

La apariencia peluda del San Bernardo es una de las características que más llama la atención en la raza. Existen dos tipos de pelaje: largo y corto. Son gruesos y densos, además de muy suaves. El perro de la raza San Bernardo también tiene un subpelo muy abundante, lo que contribuye aún más a su apariencia peluda. El color predominante en la raza San Bernardo es el blanco con tonos de castaño rojizo por el cuerpo y algunas manchas negras. El rojo puede presentarse como manchas de tamaños y formas variadas o como una especie de manto que cubre el dorso del San Bernardo. La raza de perro tiene un cuerpo musculoso y robusto, que le confiere una apariencia imponente.

La raza San Bernardo es conocida por tener un carácter dócil y cariñoso

El tamaño gigante de un San Bernardo puede hacer que algunas personas piensen que se trata de un perro más serio e incluso agresivo. ¡Pero es exactamente lo contrario! El perro San Bernardo, grande como es, también es extremadamente dócil, tranquilo, calmado y ama recibir cariño. Es una de las razas de perros más perezosas, además de ser un animal muy bondadoso y leal, muy apegado a sus dueños.

A pesar del gran tamaño, no es una buena idea dejarlo siempre solo en el patio de la casa, ya que les gusta estar en compañía de la familia. Por lo tanto, un espacio grande dentro de la casa es ideal para quienes quieran tener un San Bernardo. El perro no es nada agresivo, pero es muy atento y observador, siempre prestando atención a posibles peligros.

El porte gigante y musculoso del perro San Bernardo no significa que la raza necesite actividades muy intensas. A diferencia de otros perros grandes, el San Bernardo necesita solo ejercicios moderados, como paseos y juegos. Lo más importante es que se realicen con frecuencia, preferiblemente todos los días. Esto evita que el perro San Bernardo desarrolle obesidad y reduce los niveles de aburrimiento y ansiedad, que pueden llevar a un perro destructor dentro de la casa.