¡Se buscan tutores dispuestos a derretirse de amor por estos cuadrúpedos peluditos! Este 11 de noviembre se llevará a cabo la jornada de adopción animal en Chile en el centro comercial Vivo Los Trapenses; ubicado Lo Barnechea (Av. José Alcalde Délano 10492), el evento iniciará de 11:00 a 15:00 horas. 


Esta jornada de adopción no es como cualquier otra, tiene un toque especial porque está dedicada a los perros de color negro. ¡Sí, perritos negros! El propósito de este requisito es porque su adopción es mucho más baja que la de los perros de otro color. 

Mirada Animal definió este objetivo para promover la adopción de perros abandonados y sobre todo de que los perros de color negro tengan la oportunidad de encontrar una nueva familia que les brinde muchísimo amor y se rompan las falsas creencias que se tienen de ellos y su color. 

Dicha corporación menciona que es un desafío lograr la adopción de un perro de color negro porque suelen ser discriminados, y a esto se le conoce como Síndrome del Perro Negro (SPN). 

¿DE QUÉ TRATA ESTE SÍNDROME?

 

Perros en adopción

No es otra cosa más que las falsas creencias de que poseen un carácter agresivo y territorial, además de que su envejecimiento es más notorio por el contraste de sus canitas en su pelaje obscuro, pero esto solo es un rasgo físico, nada más. 

De acuerdo con el artículo de divulgación titulado El síndrome del perro negro: Revisión de estudios sobre la influencia del pelaje oscuro en la adopción de perros:

El color negro en la sociedad occidental es característicamente representativo del mal y otras connotaciones negativas. [...] Los perros negros pueden verse amenazantes más fácilmente debido a que el negro absorbe la luz, moderando la definición de expresiones faciales, lo que dificulta interpretar su expresividad. 


Una de las consecuencias del SPN además del bajo porcentaje de adopción, es que existe un mayor número de perros negros sacrificados a diferencia de los de cualquier otro color. 

Como tutores debemos recordar que la territorialidad de un perro depende de su raza y socialización desde cachorros, al igual que la agresividad, es decir, nada tiene que ver con su color. Así que tranquilo y corre a conocer al que probablemente se convertirá en tu fiel compañero.