Últimamente, hemos encontrado en las pantallas muchas imágenes de un perro grande, corpulento, con cara de pocos amigos, y de inmediato se nos viene a la mente cierta raza, pero tampoco estamos seguros de que sea un boxer. ¡Es un Mastín Inglés


Las imágenes que has visto seguro son de Conan, Murray, Milton, Robert y Lucas, perritos del recién electo Presidente de Argentina, Javier Milei. La verdad es que esta raza de perros no pasa desapercibida en ningún sitio por sus características físicas, que aunque son muy similares a los bóxer, sí que tienen diferencias entre una y otra raza. 

Los perros Mastiff son de tamaño grande, desde el cuerpo musculoso hasta su robusta cabeza. Suelen tener las piernas separadas como si estuvieran alerta todo el tiempo, es por eso suelen verse imponentes la mayoría del tiempo. 

El perro mastiff disfruta de una casa con jardín grande

Históricamente, el mastín era visto como un perro guardián, poderoso, que también fue adiestrado para la caza de lobos, de osos y toros y las peleas de perros. Una vez que la mayoría de estas actividades fueron prohibidas, reconocieron la naturaleza gentil y noble de la raza y fueron extendiéndose por el mundo, aunque siguen siendo poco comunes.


La personalidad de este perro, como ya mencionamos, es muy protectora por su pasado guardián, es noble, gentil y sumamente fiel a su familia o tutor por el vínculo que frecuentemente establece, y consecuentemente es muy desconfiado de otros perros o humanos. Dicho lo anterior, es muy importante que socialicen desde pequeños para poder caminar con arnés, tener paseos adecuados para liberar energía y una buena salud. 

Por la talla de este perro debemos de estar conscientes de que necesita cuidados medianamente intensivos o que al menos seas un tutor con experiencia previa; esto no significa que tengas que cepillarlo todos los días —eso depende del largo de su pelo— sino que necesitan un paseo adecuado de una hora, pero sin llegar a ser extremo porque podría provocarle displasia de cadera. 


Este perro también es conocido como faldero, por lo que un jardín es su lugar favorito porque también disfrutan de estar en un sol cálido y juguetear o guiar a los pequeños de la casa que ya sean un poco mayores o tengan un sentido de precaución ávido. ¡Ahhh!, y que no le tengan miedo a la baba de perro. 

Los perros Mastín por predisposición genética pueden sufrir diversos trastornos oculares, displasia de cadera y codo (afecciones de las articulaciones que pueden ser dolorosas y provocar problemas de movilidad). Es importante realizar pruebas oculares y puntuación de la cadera de los perros.

 

El perro mastiff disfruta de una casa con jardín grande

Sabemos que cuando hacemos clic con un peludito, es casi imposible separarnos de ellos, pero debemos recordar que para convertirnos en tutores lo ideal es tener las condiciones adecuadas para llevarlos a casa. El perro mastiff disfruta de una casa con jardín grande, pero con bardas resistentes y bastante altas para que pueda brincar y hacer ejercicio en libertad, por lo que un departamento o casa pequeña podría no ser la mejor opción para ellos.