Los perros pitbull son unos de los perros más estigmatizados dentro del cuidado canino, y es que los pitbulls forman parte de las razas concebidas como agresivas o de pelea, en parte gracias a las riñas entre perros de razas similares, y esto es gracias a su musculatura, peso, altura y las famosas orejas puntiagudas.

¿Será verdad que los pitbulls son perros agresivos? Es todo lo contrario, debido a que se ha demostrado que al implementar una socialización temprana positiva eventualmente se observan rasgos dóciles, protectores y muy amigables. Sin embargo, estos populares cortes de orejas en los pitbulls y la forma en la que se les educa o entrena a esta y otras razas, nos han dejado creer en estas preconcepciones equivocadas e incluso normalizar ciertas prácticas como estas mutilaciones de orejas.

¿Alguna vez en la vida has tenido la experiencia de ver a alguien que se aleja de ciertos perros porque se ven bravos o incluso tú mismo lo has hecho? Y es que es increíblemente frecuente la cantidad de veces juzgamos a ciertos perritos por cómo se ven de imponentes, rudos e incluso agresivos, sin siquiera pensar que solo forman parte de sus características físicas innatas o impuestas.


American Pitbull Terrier, el más popular de su familia

Todos los tipos de pitbull tienen características físicas muy similares, como el cuerpo musculoso, los ojos almendrados y la forma de la cara típica de la raza. Lo que pocos saben es que, a pesar de ser muy parecidos, las variaciones del Pitbull también tienen sus diferencias. Aquí en Patas en Casa te contamos cómo reconocer y diferenciar al American Pitbull Terrier, el más popular de todos los pitbulls.

Todas las razas de pitbull tienen características físicas muy similares, lo que podría complicar un poco su distinción. Además de su complexión atlética y su fuerte musculatura, este grupo de perros tiene una fisonomía única fácil de reconocer en general. Pero los distintos tipos de pitbull pertenecen a líneas de sangre diferentes, lo que significa que no son necesariamente de la misma raza. En otras palabras, son varias razas que forman un único grupo.

Entre los tipos de pitbull, podemos mencionar:

  • American Pitbull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Bully
  • American Staffordshire Terrier

¿Es peligroso el American Pitbull Terrier?


 American Pitbull Terrier es uno de los más comunes y adoptados

El American Pitbull Terrier es sin duda el más famoso. A pesar de su fama peligrosa, esta raza de perro lo tiene todo para ganarse a cualquier familia, ya que se trata de un pitbull dócil y amistoso, tiene personalidad territorial que requiere un adiestramiento positivo para que conviva en armonía con otros animales. Así, es necesario que el cachorro de pitbull sea educado de forma cariñosa, evitando juegos más violentos y brutales que puedan dar un mensaje equivocado de comportamiento ideal.

El American Pitbull Terrier puede medir hasta 50 cm y pesar alrededor de 30 kg. Otro aspecto llamativo del animal es el color de su hocico, también tiene un cuerpo alargado y cabeza grande.


¿Cómo es el temperamento del pitbull terrier americano?

Una de las preguntas más frecuentes cuando se piensa adoptar un American Pitbull  Terrier (aunque esta pregunta viene con cualquier otro miembro de la familia de pitbulls) es sobre la compatibilidad que tienen con los ambientes familiares. ¿Es seguro adoptar un pitbull si tengo hijos pequeños? ¿Qué tan agresivo es o se volverá cuando crezca?

El temperamento del Pitbull americano Terrier es uno de los mejores rasgos de esta raza. Son confiados, inteligentes, vigilantes, alertas, independientes, valientes y completamente dedicados a sus familias. La talla mediana-grande de esta raza de perro hace necesaria la socialización y la formación de un carácter amistoso, paciente y juguetón, pero esto es primordial durante su etapa de cachorros. Cualquier comportamiento agresivo o temeroso es probable que se deba a que la socialización fue inadecuada en su crecimiento.

Recuerda que, en gran medida, los perros son un reflejo de la atención y cuidados que les brindamos desde pequeños, y aunque los adoptes en edades avanzadas, eso no significa que no puedan aprender nuevos hábitos, comportamientos y formas de entender la vida.