El perro Samoyedo es uno de los perros de nieve que se ven magistrales tanto de lejos como de cerca, de la pata a la cola se ve imponente y podría llegar a ser un perro de temer a simple vista. Sin embargo, es uno de los perros que casi siempre tiene una sonrisa bajo su enorme pelaje. Aquí en Patas en Casa te contamos 10 datos curiosos sobre esta raza de perro.

 

1. Es un perro siberiano

Así como el Husky, el Samoyedo también viene de Siberia y se rastrea hasta Asia hace miles de años, por ello comparten muchas características como lo robusto, lo corpulento y la fuerza que tienen y aprovechan para que jalen trineos de vez en cuando. Hace años las tribus Sayantsi utilizaban perros samoyedos para cazar renos, pero con el paso del tiempo dejaron de usarlos para cazarlos y los utilizaron para el rebaño de renos. 

 

2. Rasgos y semblantes icónicos

 

Los samoyedos parece que están sonriendo la mayor parte del tiempo, pero esta linda expresión les ayudaba a no babear y que no desarrollara baba congelada y/o llagas alrededor de su boca y labios cuando las temperaturas eran muy bajas. Esta sonrisa y los ojos resaltan muchísimo sobre su pelaje completamente blanco.  

 

3. Los samoyedos son muy sociables

 

Son extremadamente sociables, y adoran a los humanos y otras mascotas por igual. Al igual que huskies, los samoyedos definitivamente no son perros guardianes. Son extremadamente sociables, y adoran a los humanos y otras mascotas por igual. La cosa es que también serán sociables con completos extraños.

 

4. A los Samoyedos les encanta estar con sus tutores

 

Verdaderamente, los perros samoyedos disfrutan y gozan estar con sus tutores, los vuelve felices y los relaja, por el contrario que si lo dejas solo por largos periodos de tiempo, comenzarán a alertar todo el tiempo. Además, pueden volverse perturbadores y desarrollar ansiedad.

 

5. Los samoyedos son muy inteligentes

 

Los Samoyedos son muy inteligentes. Algunos incluso dicen que son tan inteligentes que tienen una dosis de independencia. Lo que esto significa para el dueño del perro común es que necesitan asegurarse de que el samoyedo está bien entrenado, y con el tiempo. Es muy importante enseñar a tus samoyedos a escucharte, les encanta complacer a sus tutores. 

 

6. A los samoyedos les encanta pasear y cavar

 

Tanto al Samoyedo como al Husky a ambos les encanta huir. Esto se debe a su instinto innato para vagar. Por lo tanto, siempre vigila a tu Samoyedo. Además, debido a que solían cavar agujeros para mantenerse calientes, esta raza ha mantenido su instinto de cavar. Pero, hoy en día, es para sacar su energía.

 

7. A los samoyedos les encanta estar activos todo el tiempo

 

Los samoyedos son una raza imponente con necesidades físicas de cierta exigencia. Ellos adoran largos paseos, trayendo y corriendo todo lo que les ayude a sacar su energía realmente, les gustan los juegos de alto mantenimiento. Esto significa que cuando juegan con los niños siempre se aconseja un cuidado extra. No son agresivos de ninguna manera, pero no son conscientes de su tamaño.

 

8. Los samoyedos exigen cierto mantenimiento especial de acicalamiento

 

Naturalmente, este paquete de piel exige un poco más de aseo que otros perros. Samoyedos derrama mucho pelo.  Incluso cuando no es su temporada de derramamiento. Es por eso que necesitan ser cepillados al menos una vez al día para mantener el pelaje lindo y el pelo muerto lejos. Además, sus dientes necesitan ser cepillados al menos una vez al día (olvídese de usar una pasta de dientes para perros).

 

9. El pelaje del samoyedo puede utilizarse para tejer

 

Aparentemente, se puede usar el pelaje del samoyedo para tejer, evidentemente es el pelo que desprende. Se dice que su pelaje es tan grueso que recuerda a la textura de la lana de angora, además un desperdicio lo puedes emplear para algo útil. 

 

10. La Reina de Dinamarca los amaba

 

Reina Alejandría de Dinamarca - la reina del Reino Unido de 1901 a 1910 - adoraba a los Samoyedos. Ella los amaba tanto que se convirtió en una criadora ávida. Incluso promovió la raza. Es por eso que muchos samoyedos hoy tienen algunos vínculos con los mismos perros que la reina Alejandría crió en ese entonces.