Te aseguramos que pocas veces te has dado cuenta que a los perros se le caen los dientes, ahh y a los gatos también, pero muchas veces eso suele pasar desapercibido porque su crecimiento es muy acelerado una vez que conocen su entorno. Así que hoy vamos a responder a la pregunta ¿a los perros se les caen los dientes?

Una vez que los perritos nacen, tienen una etapa de aproximadamente 4 semanas en las que su crecimiento pareciera ir lento y permanecen tiernos durante un buen ratito, después de un par de meses crecen como si fueran de esos juguetes instantáneos que se hacen grandes con el agua. ¡Crecen tan rápido!


La respuesta corta es que sí, a los perros pueden caérseles los dientes y es completamente normal hasta que consideras uno de los factores principales como la edad; es decir, cuando son relativamente cachorros están mudando de dientes para el crecimiento de los permanentes, incluso cuando son perros geriátricos van perdiendo los dientes permanentes para quedarse chimuelos y eso es algo de esperarse. Pero un perro joven no es normal que pierda los dientes tan pronto.

¿Por qué se les caen los dientes a los perros?

Los cachorros pierden sus dientes

Los cachorros comienzan a perder sus dientes entre los 4 a 8 meses para que surjan sus dientes permanentes. El diente permanente empujará el de nacimiento hacia afuera y en ocasiones se aferrará a quedarse, en este caso el veterinario debe ayudar a la extracción porque suelen tener raíces largas y profundas, si lo intentas por ti mismo puedes provocar una infección, una mala alineación de los dientes adultos y dificultad para masticar.

Lesión o traumatismo

Un golpe o traumatismo puede provocar la pérdida de varios dientes o la dislocación dental en perros. Las lesiones pueden ser provocadas por un accidente en un coche o por masticar materiales duros.

Enfermedad Periodontal

Las enfermedades periodontales ocurren cuando se acumula placa y sarro en los espacios entre los dientes, encías, también se considera enfermedad periodontal cuando se desgastan las encías pegadas al nacimiento dental. Estas enfermedades suelen ser bastante menospreciadas, sin embargo, el esparcimiento de una infección puede llegar a afectar las encías e incluso llegar a dañar hasta el hueso. Puede ir del exterior de la encía al hueso maxilar.

La infección en la boca es la razón más común (que no sea la edad geriátrica o el surgimiento de los dientes permanentes) por la que los perros pierden sus dientes. De los signos más evidentes para identificar una infección, es la presencia de un absceso o cuando mastica de un solo lado. También incluyen:

  • Mal aliento
  • Emanación de pus o supuración blanca
  • Inflamación alrededor de diente

Recuerda que la presencia de un absceso puede llegar a provocar la pérdida general de dientes, si comienzas a notar la pérdida dental e identificas alguna de las señales anteriores, debes de llevar a tu perro al veterinario.

 

¿Es malo que se le caigan los dientes?

Si tu perrito no es cachorro o un perro geriátrico, probablemente la pérdida dental sea ocasionada por una enfermedad periodontal, aunque también puede ser un caso menos alarmista como que tenga un traumatismo en la boca. De cualquier forma es muy importante que lleves al veterinario a tu perro, sobre todo si notas signos de incomodidad, dolor, enrojecimiento e hinchazón. Un diente flojo puede infectarse y propagar encías por todo su sistema, además de lo doloroso que puede llegar a ser al igual que para nosotros.


Existen situaciones en las que es necesaria la extracción de dientes en un perro, por ejemplo; si notas que hay dientes flojos por un buen rato y no ceden con facilidad, probablemente sufra más de lo debido y necesite que se le extraiga un diente. Incluso si tienen dientes de leche o permanentes retenidos.


¿Cómo prevenir la pérdida dental en perros?

Lo primordial es tener chequeos regulares con el veterinario para hacer limpiezas más profundas, anualmente pueden realizarle una profilaxis. Como prevención diaria puedes cepillar y limpiar los dientes caninos para retirar comida, un poco de placa inicial y ayudar a mejorar el mal aliento. Si no tienes tiempo para proporcionarle limpiezas periódicas constantes, puedes ofrecerle juguetes masticables, palitos de limpieza dental e incluso ponerle clorofila a su comida.